“La Pampa no es ajena al resto del país”

SMATA DENUNCIO MAS DE 5 MIL DESPIDOS A NIVEL NACIONAL

El secretario general del gremio Smata en La Pampa, Marcelo Feraude, planteó un panorama complejo para los trabajadores del sector automotriz y advirtió que la situación, como consecuencia de las políticas nacionales, también golpea a los empleados pampeanos.
“Tenemos a nivel nacional 5.500 suspendidos, un numero que podría crecer a este ritmo que vamos, y para el año que viene de no mejorar la situación, estaríamos en los 7 mil compañeros en la calle”, manifestó Feraude, del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor.
Siguiendo en esa línea, el sindicalista agregó: “La situación en la provincia de La Pampa no es ajena a lo que está pasando en el resto del país” porque “si bien no tenemos grandes empresas con despidos masivos, hay compañeros que están renunciando” a sus puestos de empleo.
Preocupado, Feraude manifestó que “las empresas están aguantando la situación como pueden” y reclamó que “el gobierno nacional tiene que cambiar el rumbo de sus políticas porque no nos está llevando por buen camino. Nuestro rubro es el primero en caerse cuando hay crisis y el último en levantarse”.
Desde el sindicato, advirtieron en las últimas semanas fuertes críticas contra el gobierno de Mauricio Macri por la política económica que perjudica al sector y por la falta de un plan industria, generando un escenario con las pequeñas y medianas empresas (Pymes) y las autopartistas en estado “nefasto”.

En La Pampa.
En declaraciones al canal cooperativo CPEtv, Feraude se refirió a la situación de La Pampa y aclaró que “es menor la pérdida de trabajo hasta ahora, pero el año que viene va a desmejorar” porque “las empresas más chicas, por la poca entrada de trabajo y cargas sociales, van a empezar a achicarse”.
El gremio SMATA se mantiene en estado de alerta y movilización ante “la decisión del Estado de dejar en manos del mercado los designios de la industria”, y debido al aumento de las importaciones en el sector de la industria automotriz, dijo recientemente Ricardo Pignanelli, jefe del sindicato a nivel nacional.
La preocupación de los trabajadores está relacionada con la intervención de las políticas nacionales en el sector. Es que según Pignanelli, este año, entre el 75 y 80 por ciento de los 9 mil vehículos que se venderán son importados, por lo que el futuro de los mecánicos por ahora es incierto.