La Pampa, novena en ranking nacional

CANTIDAD DE HECTAREAS DESTINADAS A LA PRODUCCION DE VINO

La provincia de La Pampa se destaca entre los distritos del país que tuvieron un notorio avance en la producción vitivinícola: de los ocho hectáreas plantadas con viñedos que había en el año 2000 hoy la cuenta se agrandó a 275, un crecimiento que le permitió saltar al noveno lugar entre las que generan su propio vino.
Las estadísticas corresponden al último informe anual que realizó el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) y que son del año 2016. En la página www.inv.gov.ar se pueden leer todos los datos completos en cuanto a producción, cantidad de hectáreas, variedad de vinos, etcétera.
En ese sentido, el diario porteño La Nación destacó esta semana que la producción de vinos en la Argentina vive “una nueva explosión” más que nada vinculada a la expansión geográfica respecto a las provincias que tienen sus propios viñedos.
“Un repaso por las estadísticas del INV da muestras de la nueva tendencia. Neuquén tenía 179 hectáreas plantadas con viñedos en 2000, mientras que en 2017 ya tenía 1.758; La Pampa contaba con solo 8 y ahora tiene 275. Algo similar pasó con Buenos Aires (2 antes y 275 en la actualidad), Tucumán (12 y 112), Chubut (0 y 67), San Luis (12 y 103), Entre Ríos (0 y 47), Jujuy (0 y 26) y Misiones (0 y 18)”.
La Bodega del Desierto, en 25 de Mayo, Estilo 152 de General Acha, “Bodegas Lejanía”, de Gobernador Duval, “Bodegas Quietud”, del santarroseño Ricardo Juan, y “Planicie”, del Ente Provincial del Río Colorado (EPRC) son algunas de las más destacadas de la provincia.
Mendoza y San Juan son claramente las provincias con mayor producción vitivinícola y luego aparecen La Rioja, Salta, Catamarca, Neuquén, Río Negro y, en octavo lugar, Córdoba, que desplazó a La Pampa respecto a 2015.
Según los datos oficiales, nuestra provincia tiene un total de 15 viñedos y la producción se diversifica en uvas blancas, rosadas y tintas. La cantidad total de viñedos del país en el año 2016 fue de 24.702 con una superficie de 223.944 ha. Estas cifras indican una suba del 11,4% en las hectáreas y baja del 1,9% en la cantidad de viñedos, siempre comparando los datos con relación al año 2000. El 71% de los viñedos del país se encuentran en la provincia de Mendoza, el 21% en San Juan y el 3% en La Rioja.
Según destacó en su momento el gobierno provincial, la tierra de Casa de Piedra, 25 de Mayo y Gobernador Duval “es similar a los suelos mendocinos, por ello la bodega Catena Zapata se instaló en Casa de Piedra” y desde allí produce algunos de sus varietales.

“Lugar excepcional”.
En ese sentido, desde La Nación consultaron a María Loson, de la bodega “Desierto” de 25 de Mayo, y afirmó que se eligió esa zona de la provincia porque reunía todas las condiciones esenciales de clima y suelo. “Además, en 2000, cuando empezamos, La Pampa ofrecía buenas perspectivas para emprendimientos agroindustriales. Pero muy pronto nos dimos cuenta de que estábamos ubicados en un lugar excepcional”, resaltó Loson.
En suelo pampeano esta bodega encontró desierto extremo, soleado, ventoso, muy seco y con enormes diferencias de temperatura entre el día y la noche, indicó el matutino. “Eso asegura un viñedo naturalmente sano y un período de madurez gradual, prolijo, que permite generar lentamente los mejores colores, aromas y sabores en las uvas y los vinos”, sostuvo Loson.
A la hora de buscar otras latitudes de la provincia en la que se puede desarrollar la vitivinicultura, Loson señala que no son muchas las opciones. “El gran problema de nuestra región es el acceso al agua para el riego. Por eso creemos que solo a orillas del río Colorado puede desarrollarse la vitivinicultura a cierta escala”, expresó.

Caída.
El INV también da a conocer el volumen de vino autorizado para consumo en el mercado interno, que en el año 2017 fue de 8.925.030 hl, lo que significó una disminución del 5,2% con respecto al año anterior.
El consumo anual por habitante estimado fue de 20,2 litros considerando la población total, lo que muestra una baja del 6,4% con respecto al año 2016.
El mayor volumen comercializado en el Mercado Interno correspondió a vinos sin mención varietal con el 73,8%, el vino varietal representó el 21,4%, los espumosos el 4,4% y otros vinos el 0,5%. Todos los tipos de vinos mostraron disminuciones en el periodo considerado, en relación al año anterior, salvo los otros vinos que crecieron un 15,6%, según se destacó.

El consumo descendió 3,5%
Días atrás productores vitivinícolas del país le pidieron al gobierno nacional aplicar un aumento temporal de los reintegros a exportaciones de vino a granel, del 6 por ciento al 10 por ciento, con el fin de liberar el stock provocado por la caída del consumo en el mercado interno, que fue del 3,5 por ciento en los primeros cinco meses del año y se acelera, según las previsiones. El objetivo es colocar el excedente de vino a granel en Europa del Este, Rusia y otras regiones.