La Pampa y Mendoza irán a la Corte Suprema por el Atuel

POSTURAS DISIMILES POR EL CAUDAL HIDRICO APTO PARA EL NOROESTE PAMPEANO

Las negociaciones para acordar un caudal hídrico apto del Atuel que llegue a La Pampa fracasaron. Hoy, ambas provincias presentarán sus propuestas ante la Corte Suprema, que tiene en sus manos la definición.
El gobierno de La Pampa llevará hoy a la Corte Suprema de Justicia de la Nación su propuesta sobre el caudal hídrico apto del río Atuel, para que llegue el agua al noroeste pampeano y se restablezca el medioambiente, ante la imposibilidad de acordar con Mendoza un caudal del cauce interprovincial.
El máximo tribunal, en una resolución del 1º de diciembre pasado, ordenó a ambas provincias fijar en un plazo de 30 días hábiles un caudal hídrico apto para la recomposición del ecosistema que fue afectado por el corte del río impuesto por Mendoza, aguas arriba, afectando a la población pampeana.
El secretario de Recursos Hídricos, Javier Schlegel, afirmó ayer a LA ARENA que “se venció el plazo” y La Pampa propuso ante la Comisión Interprovincial del Atuel Inferior (CIAI) un caudal mínimo del río Atuel de 4,5 metros cúbicos por segundo, algo que ahora solicitará ante las autoridades judiciales.
Precisamente, el gobierno pampeano pidió como mínimo el 13 por ciento del caudal módulo mínimo mensual en la Estación La Angostura antes de Los Nihuiles, en el ingreso a esta provincia en Puente Los Vinchuqueros; y un caudal medio mensual del 20 por ciento del módulo, en la misma estación e ingreso.

Sin acuerdo.
El 9 de febrero pasado, los gobiernos de La Pampa y Mendoza protagonizaron un nuevo cortocircuito durante la última reunión de la CIAI en Buenos Aires al no poder acordar un caudal apto del río Atuel, y agotaron así el plazo de negociaciones que estableció la Corte Suprema a fines del año pasado.
Después del encuentro, el secretario Schlegel dijo desde Buenos Aires que el cálculo del caudal del río que propuso la provincia de Mendoza “no es seguro y genera suspicacias” por lo que “se decidió rechazar el planteo y definirá la Corte Suprema”.
“Mendoza planteó el método suizo que les arroja 1,3 metros cúbicos por segundo, pero cuando revisamos la metodología a nosotros nos da 3,4 metros cúbicos”, precisó y añadió que “el método de medición propuesto por Mendoza toma solamente la cuestión hidrológica y tiene imprecisiones”.
Para el funcionario pampeano, “no es correcto” utilizar la medición suiza “porque no tiene nada que ver con las características del Atuel y está desarrollada para ríos de alta montaña”.
La Pampa, señaló el secretario Schlegel, propuso el método holístico que “es el más adecuado y más robusto para estas mediciones porque se basan en otras cuestiones como la integralidad del ecosistema, la flora, la fauna, la cuestión socioeconómica”.
El ministro de Gobierno de Mendoza, Dalmiro Garay, consideró por su parte que su provincia “ha cumplido con la entrega del documento técnico que respalda el método hidrológico suizo, y arroja un promedio de corrimiento permanente de 1,3 metros cúbicos por segundo para reconstituir el ecosistema del norte pampeano”.
“De esa manera, se logra cumplir con la exigencia que nos impuso la Corte Suprema de la Nación”, dijo.
Mendoza plantea “no un monto fijo de agua, sino que por el contrario, establecer un piso que se avizora como mínimo y que luego de monitoreos permanentes del ecosistema, puedan permitir determinar si existen necesidades superiores a ese mínimo para poder en base a obras llegar a ese caudal”, agregó.
Ante la falta de acuerdo, autoridades de La Pampa y Mendoza se presentarán en la Corte con sus propuestas de caudal hídrico para que después de tantos años el río Atuel, que fue declarado interprovincial, vuelva a correr por territorio pampeano y reactive la zona del noroeste, postergada por la falta de agua que le corresponde.
La Corte Suprema intervino en el conflicto a partir de la demanda iniciada el 14 de mayo de 2014 cuando La Pampa acusó a Mendoza por el corte del Atuel y por el incumplimiento del gobierno mendocino al fallo de 1987 del máximo tribunal de Justicia que lo obligaba a celebrar convenios para regular el uso compartido del agua del río.