La Patria está en peligro

(Winifreda) – En la plaza San Martín de Winifreda se desarrolló durante la mañana de ayer el acto central de la provincia por el Día de la Bandera y se recordó el paso a la inmortalidad de su creador, el general Manuel Belgrano. Los alumnos de cuarto grado de los establecimientos educativos 104, 100 de Colonia El Destino y 138 de El Guanaco, los tres de Winifreda, más las escuelas 87 de Colonia Inés y Carlota, 238 y 13 de Colonia Barón y 103 de Mauricio Mayer realizaron su promesa de lealtad a la insignia patria frente a la ministra de Educación, María Cristina Garello.
En su discurso, la funcionaria provincial señaló que “no son momentos fáciles” para el país porque “nuevamente estamos enfrentando el peligro de perder la independencia económica” debido a que “otra vez nos vienen a imponer recetas que determinan un modelo regresivo de la distribución de la riqueza”.
Esto en obvia alusión a la decisión presidencial de hacer regresar a la Argentina al Fondo Monetario Internacional. Garello destacó la presencia de los veteranos de Malvinas en el acto, “ejemplo vivo de la defensa a nuestra patria”.
“El 20 de junio nos convoca a los argentinos, nos reúne bajo la bandera celeste y blanca, nos identifica fervientemente con el orgullo y la pasión de vivir en una nación independiente y soberana, nos emociona en el recuerdo de un hombre que fue hecho general no por sus saberes sino por la admiración que sentía por el pueblo de su patria y por el valor desplegado en la defensa de la tierra que lo vio nacer. Belgrano sin ninguna experiencia, pero con toda la convicción de su amor por esta tierra se puso al frente de las milicias en distintas misiones encargadas por el gobierno de entonces para garantizar los principios de la Revolución de Mayo y lograr la ansiada independencia nacional”, describió la ex docente de la Escuela 104.
“La enseña patria no solo representa la identidad nacional sino la memoria permanente de las mayorías populares que con su sangre construyeron esta patria a pesar de los retrocesos a la que la someten los períodos oligárquicos sometidos a los imperialismos de turno”, lanzó.

“El ejemplo”.
El pasado y el presente se relacionaron en sus palabras. “Belgrano debe ser ejemplo permanente para los argentinos. Si conocemos su historia no podemos dejar de sentir dolor cuando alguien dice ‘este país no tiene futuro’, porque él y muchos hombres y mujeres anónimos lo soñaron cuando todo parecía imposible. No podemos permitirnos sostener ‘de política no entiendo nada o a mí la política no me gusta’, porque no se trata de militar o participar de un partido político o en un gremio sino preocuparse por el modelo de país en el que vamos a vivir nosotros, nuestros hijos y nietos”.
Sostuvo que “Belgrano lo entendió y se comprometió hasta los huesos arriesgando su capital y dejando de lado su vida personal. Debemos comprometernos en la lucha por una patria justa, libre y soberana”.
“No son momentos fáciles para nuestra argentina, nuevamente estamos enfrentando el peligro de perder la soberanía nacional y la independencia económica, otra vez nos vienen a imponer recetas que determinan un modelo regresivo de la distribución de la riqueza afectando la producción nacional e hipotecando el futuro de nuestros hijos y nietos. Belgrano soñó un país distinto, uno productivo, independiente, plural, con un sistema educativo fuerte para garantizar una patria inclusiva y progresista. Los argentinos debemos honrarlo manteniendo vivos sus sueños, no aplaudiendo sus láminas, la historia no es un recordatorio marquetinero en los diarios sino un debate vivo de cómo estamos, hacía dónde vamos y qué país queremos”, señaló.
“Como lo hacemos los pampeanos, pueblo y Gobierno, luchamos para defender los intereses provinciales y apostamos al desarrollo productivo con inclusión social, siempre con la convicción de que queremos una patria grande y un pueblo feliz como lo soñó el general del pueblo: Manuel Belgrano”, concluyó.

“Un compromiso”.
La oratoria de la intendenta Adriana García, fue más liviana. “Belgrano dedicó su vida a servir a los demás, a construir una nación para todos, sus acciones en todos los ámbitos hicieron que lo recordemos como una de las grandes figuras de la patria”, indicó.
Delante de los escolares, policías y soldados, expresó: “Prometer la bandera es un compromiso con ustedes mismos, de esforzarse y trabajar para ser buenos hijos, hermanos, alumnos y compañeros, cultivando el buen trato con los mayores y con los pares. Poniendo su mejor empeño todos los días para tener un país y un pueblo mejor donde vivamos respetándonos y siendo tolerantes y cuidando los bienes comunes como si fueran propios”.

Promesa.
Luego de la promesa realizada por los escolares, los soldados voluntarios recientemente incorporados a la X Brigada Mecanizada, los cadetes de segundo año y los aspirantes a agentes de la policía pampeana juraron fidelidad a la bandera argentina. El gobernador Carlos Verna pegó el faltazo al acto oficial.
El 20 de junio de 1986 se había realizado por primera vez en el pueblo el acto central por el Día de la Bandera y en esa oportunidad estuvo encabezado por el ex gobernador Rubén Marín y el intendente local era Domingo De Cristófaro.
Entre ellos existía una excelente relación y eran del mismo partido político como la intendenta García y Verna. La comitiva provincial ayer estuvo encabezada por el vicegobernador Mariano Fernández a quien acompañaron el ministro de Seguridad, Julio González; de Desarrollo Social, Fernanda Alonso; el secretario de Asuntos Municipales, Rodolfo Calvo; la secretaria de la Mujer, Liliana Robledo; la secretaria de Cultura, Adriana Maggio, y Garello.
También la senadora, Norma Durango; el diputado nacional Daniel Kroneberger; el comandante de la X Brigada Mecanizada, Tomás Moyano; legisladores provinciales; el rector de la UNLPam, Oscar Alpa, autoridades policiales y judiciales.

Contra el aborto legal
El proyecto de aborto legal, seguro y gratuito, obtuvo media sanción en la Cámara de Diputados y llegó al Senado nacional para su tratamiento y aprobación definitiva. La Iglesia Católica tiene una posición contraria a la interrupción voluntaria del embarazo. La invocación religiosa por el Día de la Bandera estuvo a cargo del sacerdote local, Rubén Cabrera, quien solapadamente rechazó la iniciativa despenalizadora.
“Es imposible separar este acto cívico y patriótico de la virtud de la religión. La promesa de lealtad a la bandera que hacen los alumnos de cuarto grado y el juramento de los cadetes de la policía y soldados nos ayude sinceramente a buscar compasión, la verdad y a orar con sensatez humana y cristiana para que nuestra querida patria, Argentina, deje de considerar progreso verdadero todo aquello que atenta contra la dignidad y condición sagrada de la vida desde el momento de la concepción hasta su muerte”, señaló.
Sus palabras fueron escuchadas por la senadora Norma Durango, quien ya manifestó públicamente su compromiso de apoyar la legalización del aborto.