“La situación está estable”

EMERGENCIA SANITARIA POR CASOS GRAVES DE BRONQUIOLITIS

A una semana de que se declare la emergencia sanitaria en La Pampa, por la virulencia de los casos de bronquiolitis que aparecieron en bebés recién nacidos -mayormente en Santa Rosa-, la situación no se agravó pero tampoco mejoró, se mantiene “estable”, según el subsecretario de Salud de la provincia, Gustavo Vera.
En total, hay 14 casos delicados, de los cuales 11 están en terapia pediátrica y tres en terapia prenatal. El funcionario fue consultado ayer por LA ARENA y dijo que hay nuevas situaciones, porque “estamos en epidemia”, pero lo clave es entender que “la diferencia con otros años es la gravedad de los episodios de ahora”.
En este sentido, contó que “en relación a la semana pasada estamos más o menos iguales, porque no se ha sumado ninguno a otro respirador. Igualmente, no salen rápido, y los nenes que salen del respirador, van a terapia”.
-¿Han derivado, o tienen la intención de derivar pacientes?
-No hemos derivado a ningún chico, estamos trabajando con todo lo nuestro. La situación se está llevando muy bien. Los terapistas están trabajando, pero no sabemos cómo vamos a reaccionar más adelante. Por eso es que abrimos el Comité de Crisis. Son chicos en general recién nacidos y de seis meses.
-Luego de la aprobación del proyecto para declarar crisis sanitaria, ¿qué se ha hecho?
-Contratamos enfermeras de forma más rápida, que ya han ingresado, entre cinco y seis, para el recurso humano. Y en cuanto al recurso material, hemos solicitado respiradores, entre otras cosas, pero tiene que pasar al Tribunal de Cuentas.
-¿Pudieron comprar la aparatología pertinente?
-La aparatología está toda. Se está haciendo la inversión, pero tiene un tiempo hasta que llegue. Eso no significa que no estemos atendiendo con todo lo que tenemos nosotros.
-¿Qué más se ha licitado?
-Monitores, respiradores, todo equipamiento de alta complejidad, incubadoras. Van a servir también para el futuro hospital.
-¿Cuánto tiempo demoraría en llegar?
-El equipamiento tiene un trámite, que va a llegar en muy poquito tiempo. No es como el trámite común que demora seis meses, de una licitación común. Esto dura menos, pero no puedo precisar el tiempo.
-Si ocurren, por ejemplo, siniestros viales y se precisa utilizar terapia intensiva, ¿cómo manejarían esa situación?
-Se están terminando las vacaciones de invierno en Buenos Aires y tenemos a mucha gente en la ruta, esperemos que no pase nada. Estamos trabajando en la ruta. Esperemos que no ocurran accidentes porque esos chicos también entran derecho a terapia. Por eso digo que estamos trabajando muy bien. Todos los chicos han sido atendidos. Lo que sucede es que con la inversión económica vamos a hacer que duplique la aparatología. Antes se derivaban y ahora los atendemos. Además, estamos analizando caso por caso.
-¿En qué etapa están de la crisis por la bronquiolitis?
-Estamos en el medio, estamos transitando. Lo clave es que no se ha derivado ninguno de los chicos graves. Estamos pensando que puede ocurrir un accidente. Y no es solo un respirador y un monitor. La unidad de terapia prenatal es algo muy complejo. Por suerte no hemos tenido escenarios fatales, pero son lentas las recuperaciones. Hay chicos que no se les puede tocar el respirador porque puede ingresar de nuevo al cuadro de bronquiolitis.
-¿Cuánto le calcula que durará esta epidemia?
-Puede ser que de acá a diez días no tengamos ningún chico. La temporada de bronquiolitis dura cinco meses. Ahora se atrasó. Nosotros pedimos 30 días porque tal vez en 15 días no tengamos a nadie en la terapia, y después al rato tengamos otra vez.