“La unidad no puede hacerse sin Cristina”

MARIN

El ex gobernador Rubén Hugo Marín dijo que la posibilidad de una candidatura de Cristina Fernández de Kirchner en 2019 “es una cuestión muy personal” que deberá decidir la ex presidenta. Después de participar de la reunión del Partido Justicialista a nivel nacional, el presidente del PJ en La Pampa evaluó que ve “difícil” que se dé la unidad que reclama como necesaria, porque entiende que “el límite debe ser el gobierno nacional” que encabeza Mauricio Macri. En diálogo con LA ARENA no obstante dijo que seguirá bregando “por tener a todo el PJ sentado en una mesa común”.
-Algunos medios dijeron que el PJ se encolumnó detrás de Cristina. ¿Eso fue así?
-No fue referido a un frente electoral, sino detrás de un reclamo de una administración de justicia independiente, e indudablemente ella y quienes están en problemas judiciales debieran ser juzgados pero no con una subjetividad como está ocurriendo ahora.
-¿Cómo ve esas investigaciones?
-Lo que vemos nosotros es que hay actitudes como las que tiene el juez a cargo de la investigación (Claudio Bonadío), que no son de una justicia independiente, sino de una justicia política, por lo menos desde nuestro punto de vista y nos encolumnamos en ese sentido. Que la justicia averigüe todo lo que tiene que averiguar, pero que lo haga con independencia de criterio y no realmente como una posición de ir a buscar… hay cosas que no corresponden, creemos que no es independiente la actividad judicial en el caso de la ex presidenta.
-Se puede hablar de persecución.
-Se están cometiendo actitudes de saña política más que de aplicación de la ley
Hubo compañeros de Capital que informaron de detalles que uno no conocía, porque hace cuatro meses que se viene insinuando un allanamiento y se hace con un objetivo de menoscabar.
Algunos plantearon una circunstancia un poco similar con lo que pasó con el General Perón, que había acumulado esto y lo otro…
-Se sigue planteando la necesidad de la unidad del peronismo.
-Por supuesto. Y en esa unidad, no puede faltar el sector de la ex Presidenta. No es un trabajo cómodo, pero de a poco, se va viendo el consenso a nivel de la gente común que nos piden unirnos y punto. Que fue un poco lo que pasó en el Congreso del PJ en Quemú, que la gente pedía: o se ponen de acuerdo o no cuenten con nosotros.
-Hay límites.
-Nuestro adversario único, que quede claro, adversario digo, es el gobierno nacional encabezado por Macri, ese es el límite.
-¿Y cuáles son las diferencias que subsisten en el PJ?
-En la reunión de Buenos Aires hubo un sector k y otro que no lo es. Pero esto tiene en mi concepto un sentido generacional, que es importante. No podemos admitir los de mi generación que nos quieran sustituir a nuestros ídolos, Perón y Evita; y las nuevas generaciones tienen la referencia que son Néstor Kirchner y Cristina, y uno lo ve en una inmediatez con las acciones de gobierno que llevaron adelante. La ex presidenta tiene aval en provincia de Buenos Aires y el resto del país y no hay que ignorarla; quién tiene derecho a decirle que no puede ir. No entiendo lo de Pichetto, pero en última instancia se tendrá que hacer una interna.
-¿Cómo está la relación de Cristina con el gobernador Verna?
-Es una relación de comprensión donde el límite es Macri. Lo que pasa en la provincia es difícil, nos conocemos todos y cuando te peleás con un dirigente cuesta volver, las peleas duran más. En Buenos Aires, por ejemplo, se dicen de todo y después andan abrazados.
-¿Su generación Marín es la más obligada a comprender?
-Creo que hay que comprender cómo unirse al conjunto, los gobernadores y también la ex presidenta. La política tiene que tener una comprensión en torno a un orden de valores que tuvo y tiene que tener el peronismo, y que no tiene nada que ver con el del gobierno nacional. Porque la persona no es una estadística, un número, sino alguien de carne y hueso, cualquiera sea su condición social. Y en cuanto a la cuestión generacional es un poco también lo que pasó con la ley de legalización del aborto. Me parece que no tenemos derecho a quitarle su orden de valores a los jóvenes, porque son en el futuro los que pondrán las reglas de juego.
-¿Qué le pareció que el ex gobernador y ex intendente Jorge estuviera aconsejando a Leandro Altolaguirre?
-Hace mucho que no lo veo, pero me parece bien que (Oscar Mario) Jorge visite a Altolaguirre, a lo mejor le enseña a gobernar un poco.
-Analizando todo lo que está pasando, la ve a Cristina candidata en 2019?
-La verdad que no lo sé… honestamente no lo sé, y supongo sólo lo sabrá ella en su intimidad, pero no fue un tema que se trate en el partido. Además es una cuestión tan personal… ante la situación, indudablemente ella jugará su estrategia. Lo que se habló ayer es que si no conseguimos estar en una mesa común, incluyendo a gobernadores y a sectores K, que de última se haga una interna. Hay un espacio de tiempo todavía para ver si se puede llegar a una unidad completa, cosa que particularmente lo veo difícil.
-¿Cómo sigue lo del partido, el PJ nacional?
-Entiendo que van a seguir los mandatos (José Luis Gioja reasumió la presidencia) de quienes fueron elegidos hace un año. Es lo que presumo, que no habrá cambios y además sería una torpeza cambiar algo ante un año eleccionario.
-El intendente que duró 87 días en el cargo (Tierno) dice que irá de candidato a gobernador por fuera del PJ. ¿Con lo reñidas que fueron las legislativas nacionales, puede atentar contra las posibilidades del peronismo en la provincia?
-No lo sé… pero no creo… pero además me parece bien que lo haga porque nunca le interesó el PJ, a excepción de la posibilidad de tener algún cargo. Así que me parece bien que vaya por su lado.