La UNLPam hará un estudio del río Salado

Ayer por la mañana, en el despacho del gobernador de La Pampa, Carlos Verna, se firmó un convenio para la realización, por parte de la Universidad Nacional de La Pampa (Unlpam), de un estudio sobre el río Salado. La inversión del Estado provincial superará los 17 millones de pesos y participarán en la tarea unos 30 técnicos y profesionales de la Alta Casa de Estudios.
Luego de concretarse el acuerdo, el rector de la Unlpam, Oscar Alpa, explicó que las tareas estarán a cargo de la Consultora de la Universidad, en un trabajo en conjunto que se viene haciendo ya hace años con el Gobierno Provincial, en este caso, con estudios hidrológicos sobre el río Salado.
“Estamos contentos de continuar con la idea de seguir trabajando, es realmente el compromiso que siempre mantuvo el gobernador con la Unlpam que se ve reflejado en este nuevo convenio que permite seguir haciendo estudios socio-económicos e hidrológicos en la problemática de nuestra provincia”, precisó Alpa.
En relación al estudio, se estimó que las tareas se desarrollarán a lo largo de los próximos 18 a 19 meses, con fondos de la Provincia. “Es una importante inversión. Se arma un equipo técnico dentro de la Consultora, con profesionales que vienen trabajando en las distintas temáticas, docentes e investigadores, y permitirá el estudio para que el Gobierno avance en ese sentido”, detalló el rector de la Unlpam.

Estudio similar.
Por su parte, Javier Schlegel, secretario de Recursos Hídricos, sostuvo que el estudio es similar al realizado con el río Atuel, “es la cuantificación del daño ambiental por la ausencia del río Salado y la determinación del caudal fluvioecológico que debiera haber en el Salado. En el Atuel nos llevó cerca de cinco años hacer los estudios, aquí se hace todo junto en 19 meses”.
Además de destacar el gran esfuerzo, tanto del Gobierno como de la Universidad, el secretario manifestó: “Se podrá determinar cómo debemos tener el Salado y obviamente, una vez determinado, quedará todo dispuesto para, en el caso de que no lo reconozcan las provincias aguas arriba, comenzar con la demanda”.
En ese sentido, las provincias involucradas serían San Juan, Mendoza y San Luis, esta última no tiene aportante, pero integra la cuenca. “El Salado fue un río caudaloso, hace 10 años tenía un orden de entre 20 y 30 m3/seg y hoy no llega a 1 m3/seg. Es obvio que hay que ser rápido con estas gestiones, ésta es una acción que se está haciendo, al igual que con el Atuel, para conseguir el caudal que nos merecemos en el río Salado”, apuntó Schlegel .
Pensando a futuro, “uno se ilusiona que si tuviéramos el Atuel y el Salado tendríamos el oeste recuperando el ambiente que debiéramos tener”.

“Muy valioso”.
Schlegel calificó el estudio como “muy valioso”, para que no ocurra lo mismo que con el río Atuel y las cuentas que sacaba la provincia de Mendoza en cuanto al caudal, “la solidez del estudio de la Universidad dejaba poco margen para que Mendoza intente acomodar la situación. En este caso, teniendo el estudio con la fortaleza técnica que le da la Unlpam, nos dará la solidez del reclamo judicial, previo reclamo a Nación y a las provincias por este río”.
Finalmente recordó, que ya se reclamó a Nación administrativamente por la conformación de un organismo de cuenca, “hablamos de los ríos San Juan, Salado, Chadileuvú, Cura Có, venimos reclamando un organismo para controlar la cuenca más grande del país, son 360 m2 que no lo tienen, y, al igual que el Atuel, al no tener una entidad ellos utilizan el río y nos deja a nosotros sin caudal utilizable, o ambientalmente posible para sostener el medio ambiente”.