Inicio La Pampa La UNLPam repudió el ajuste

La UNLPam repudió el ajuste

RESALTAN QUE LAS MEDIDAS "ATENTAN" CONTRA CIENCIA Y TECNOLOGIA

El Consejo Superior de la Universidad Nacional de La Pampa aprobó en su última sesión una declaración en la que repudió “las medidas de ajuste impulsadas por el Gobierno nacional sobre las instituciones del sistema científico y tecnológico”, en directa alusión a las medidas recientemente adoptadas por el Consejo Directivo del INTA en relación al cambio de su estructura y que afectará a la Estación Experimental de Anguil donde se cerrará la Agencia de Extensión Rural.
El Consejo Superior de la UNLPam manifestó su preocupación para que, ante la reciente reestructuración, se garantice el cumplimiento de la finalidad para la que fue creado el INTA y se va a peticionar ante sus autoridades que se garantice la continuidad de las actividades de extensión, desarrollo rural y agricultura familiar que desarrolla la institución, con el aporte de presupuesto específico y el mantenimiento de los recursos humanos que se encontraban desarrollando estas actividades.
En la declaración se repudió, además, “toda medida que tienda a reducir los puestos de trabajo y ponga en riesgo los derechos de los trabajadores de la institución”. El contenido de lo aprobado será informado al Consejo Directivo del INTA, al Consejo del Centro Regional La Pampa-San Luis y a la Asociación Universitaria de Enseñanza Agropecuaria Superior y al Consejo Nacional de Decanos de Facultades de Veterinarias.
En los fundamentos de la declaración se indicó que “las medidas recientes tomadas implican una reestructuración de algunas agencias de Extensión e Institutos de Investigación y Desarrollo Tecnológico para la Agricultura Familiar (IPAF)”.
Y se indicó que “este tipo de medidas ya fueron ensayadas anteriormente, resultando solamente en la pérdida de presencia del INTA en varios lugares y sobre todo de recursos humanos altamente calificados que optaron por abandonarlo o directamente fueron despedidos”. “Estas medidas atentan contra el Sistema de Ciencia y Tecnología Nacional del cual también forma parte la UNLPam”, se indicó según el comunicado de prensa.
Se recordó que las Facultades de Agronomía, Ciencias Exactas y Naturales y Veterinarias de la UNLPam forman parte de la conducción de INTA a través de los representantes de Audeas y de Conadev y la UNLPam tiene un representante en el Consejo de Centro Regional La Pampa-San Luis.

Réplica a consejero.
Por otra parte, desde Apinta salieron a responder las declaraciones que realizó a LA ARENA el consejero Gustavo Fernández, representante de las facultades de Agronomía en el Consejo Directivo del INTA.
“Dice Fernández que las 25 agencias no cierran. Sospechamos que el consejero no sabe ni lo que ha votado, porque lo que efectivamente ha ocurrido es que las AER (Agencias de Extensión Rural) no existen más. Han ‘desaparecido’ de las estructuras de ‘gobernanza’. Sus agentes carecen de funciones asignadas y de espacio dentro de las estructuras. Sus tareas no tienen reemplazo. Su despliegue territorial es ahora un vacío que nadie podrá ni querrá llenar (¿o lo harán CRA, CREA, la SRA, las universidades?)”, cuestionaron.
Y agregan: “Miente Fernández cuando dice que las AER ahora pasarán a depender de los directores de las experimentales, por la sencilla razón de que eso siempre ha sido así, siempre el director de la EEA fue la máxima y última autoridad sobre las Agencias. Y oculta lo fundamental: lo que ha votado no es un cambio estructural de gobernanza, sino un ajuste del 25% de las estructuras. Un achique del alcance y posibilidades del INTA. Ha votado el corrimiento del INTA hacia sectores minoritarios de pampa húmeda, del agronegocio, de la gran empresa capitalizada, abandonando a los pequeños productores, a la agricultura familiar”.

“Más ajuste”.
Desde el sindicato afirmaron que “han desguazado de un plumazo los consejos locales asesores de las AER, quienes son en última instancia los únicos que pueden decidir a la par del director de la EEA acerca del rumbo y prioridades de las Agencias. Han dejado al sistema de extensión sin espacio dentro de las estructuras. Han abierto la puerta para el cierre definitivo (que llamarán fusión) de otras agencias, para los cuales Fernández podrá utilizar los mismos eufemismos”.

“Con fecha de vencimiento”.
Desde Apinta destacaron que “hace mucho que reclaman presencia de los trabajadores del INTA, a través de su representación gremial, en los consejos directivos y regionales. Hoy vemos las consecuencias de esa ausencia. Deben saber los circunstanciales gestores políticos del INTA que sus asientos tienen fecha de vencimiento mientras que a nosotros se nos va la vida en esto: que las destrucción del INTA es el pan de nuestra familias, que defenderemos al INTA a pesar del desgobierno de su gestión”.