La víctima exigió que quiten la restricción

CONDENADO POR AMENAZAS

(General Pico) – Un hombre de 31 años que ingresó por la fuerza a la casa de su ex pareja y la amenazó tomándola por el cuello, fue condenado a seis meses de prisión condicional. Su ex mujer pidió que no haya restricción de acercamiento por los tres hijos que tienen en común.
El juez de control subrogante de la audiencia de juicio, Alejandro Gilardenghi, condenó al imputado por desobediencia judicial, violación de domicilio y amenazas simples. También ordenó reglas de conducta como fijar domicilio o residencia, abstenerse de usar estupefacientes o de abusar de bebidas alcohólicas y someterse a un tratamiento médico o psicológico.
La sentencia fue dictada en el marco de un acuerdo de juicio abreviado solicitado por el fiscal Luciano Rebechi, el defensor oficial Walter Vaccaro y el imputado quien admitió su culpabilidad. La propia víctima, su ex mujer y madre de tres hijos en común, al ser consultada sobre las implicancias del acuerdo estuvo conforme y solicitó que “no le pongan medidas de restricción hacia mí porque tenemos hijos en común y yo quiero que él siga disfrutando de nuestros hijos. Además nunca más me hizo nada”.
Con las pruebas incorporadas al legajo quedó demostrado que el 18 de junio de 2017 el imputado se presentó en el domicilio de su ex pareja e ingresó en el mismo contra la voluntad de su moradora, la tomó del cuello y la amenazó hasta que un amigo de la víctima logró sacarlo del lugar. Con ese hecho, además, el hombre desobedeció la medida judicial dispuesta el 15 de junio de 2017, con una prohibición de acercamiento al domicilio y lugares de esparcimiento de la damnificada.