“Las cirugías cada vez son más seguras”

GUSTAVO HERNANDEZ, JEFE DE CIRUGIA DEL HOSPITAL LUCIO MOLAS

El caso de una mujer fallecida tras someterse a una cirugía con fines estéticos en una clínica de Santa Rosa despertó el interés de la población respecto a las complicaciones que pueden derivarse de una intervención quirúrgica. El jefe del Servicio de Cirugía del mayor hospital de la provincia, el médico Gustavo Hernández, busca llevar tranquilidad al debate y afirma que las cirugías son cada vez más seguras.
“El avance de la medicina ha permitido que, a medida que pasa el tiempo, sean más seguras, pero esto no implica que la cirugía sea un proceso natural. Es un proceso antinatural que la medicina ha ido desarrollando para solucionar problemas que la naturaleza nos ha ido planteando”, explica a La Parte y el Todo, el programa que se emite los miércoles a las 22 por el canal 2 de CPEtv.
-¿Por qué pueden aparecer problemas tras una operación?
-Lo que uno tiene que tener en cuenta es que las complicaciones pos-operatorias son frecuentes. Las intervenciones quirúrgicas están protocolizadas, tienen pasos. La intervención que se realiza en Santa Rosa es la misma que se realiza en el hospital Italiano de Buenos Aires o en Francia.
-¿El cirujano tiene estipulados los pasos a seguir?
-Uno hace cada uno de los pasos y va describiendo cuáles son los hallazgos, porque no todos los pacientes son iguales, las anatomías son diferentes. Si uno hizo exactamente lo mismo todo el tiempo, la variabilidad está dada por el tipo de paciente, el tipo de intervención, el estado del paciente. No es lo mismo operar un paciente oncológico en estado 1 que un paciente oncológico en estado 4. El índice de complicaciones pos-operatorios es mayor en un paciente de estado 4.
-¿Cuál es el riesgo para alguien que tiene obesidad?
-Es extremadamente elevada la frecuencia de las complicaciones derivadas de la obesidad. Sube la frecuencia de hipertensión arterial, la frecuencia de diabetes, de resistencia a la insulina, disminuye mucho la reserva respiratoria y también la reserva cardiológica. Ese nivel de reserva es lo que nosotros necesitamos para que el paciente le haga frente a una intervención quirúrgica.
-¿El sedentario siempre tiene más riesgo que alguien que realiza actividad física con frecuencia?
-Absolutamente. El sedentarismo es un factor de riesgo en sí mismo.
-¿La población sabe esto?
-La gente habitualmente no lo dimensiona. Las series de TV que hablan de medicina, modifican las patologías para que las historias sean divertidas, entonces la gente lo va naturalizando y les parece que esa es la realidad. Las complicaciones pos-operatorias son frecuentes. Uno de cada diez pacientes que ingresa a cirugía es por una complicación pos-operatoria. Este es el índice de uno de los hospitales de referencia, que es el Italiano.
-¿Cuántas cirugías realizan por mes en el Hospital Lucio Molas?
-Por mes, se operan más de 300 personas.
-Si una persona tiene una cirugía programada, por ejemplo de vesícula, con seis meses de anticipación. ¿Se le recomienda realizar una dieta y hacer ejercicio físico?
-Sí, por un lado recomendamos que vayan a la nutricionista, para que les de un régimen alimentario saludable, y que realicen actividad física para poder enfrentar en mejores condiciones la intervención. Una intervención es un desafío, es como tener que jugar un partido de 60 minutos. El corazón y el sistema respiratorio del paciente están siendo desafiados.
-¿Cuál es la operación más común de un adulto sano?
-Las patologías se distribuyen de la misma manera en todos los servicios de cirugías del mundo, las más comunas son hernia y vesícula. Entre las de urgencia, la más habitual es la apendicectomía, que es la apendicitis. Después vienen las piedras en la vesícula.
-¿Entonces hacer actividad física y evitar el sobrepeso son fundamentales?
-La palabra es prevención, siempre es más fácil prevenir que tener que curar y revertir algo que se presentó. Hay que hacer actividad física, comer sano, no fumar y limitarse con el alcohol.