Las colectoras enturbian al acuerdo UCR-PRO

SE LLAMARIA "FRENTE CAMBIEMOS LA PAMPA"

A horas de vencer el plazo para la inscripción de alianzas electorales con miras a las elecciones provinciales del próximo 19 de mayo, el radicalismo parece resignado a perder la pulseada por el nombre y aceptar que la Alianza en La Pampa, pese a ser estrictamente provincial, sea Cambiemos, la marca que identifica al gobierno nacional.
El nombre de la alianza de radicales, macristas y sus fuerzas aliadas en La Pampa se encamina a ser Cambiemos, el sello nacional que patentó el presidente Mauricio Macri junto a Ernesto Sanz (UCR) y Elisa Carrió (Coalición Cívica) a mediados de 2015. Las reuniones mantenidas el sábado entre las partes, las cuales se retomarán hoy tras el descanso dominical parecen no dejar lugar a dudas.
Fuentes cercanas al acuerdo aseguran que existe una fuerte presión desde la Casa Rosada para que así sea. Esa insistencia estaría torciendo el brazo de quienes creen que la marca Cambiemos está dañada por la mala performance de la gestión de Macri en la presidencia y que lo mejor sería buscar un sello local, como el utilizado hace cuatro años atrás.
El tiempo para anotar el armado en la Justicia Electoral se agotará esta noche, cuando el reloj marque las 23.59. Por eso durante todo este lunes las reuniones entre las partes se acelerarán para tomar la decisión final. En la vereda de enfrente, el PJ provincial ya cerró un amplio acuerdo interno que incluyó en un frente al kirchnerismo y a sectores de la izquierda tradicional.

Foto.
La foto de ayer, indicaban desde la coalición opositora, marcaba que no habría internas en la ciudad de Santa Rosa y que Leandro Altolaguirre buscaría su reelección sin enfrentar rivales. El propio Francisco Torroba se encargó de desmentir el viernes que las versiones que lo anotaban en la carrera por la jefatura comunal de la capital pampeana no eran ciertas. El PRO, por su parte, dejaría en la nada las aspiraciones del delegado local del PAMI, Ricardo Juan, que en las últimas semanas se dedicó a colgar carteles y pasacalles anunciando su postulación a la capital provincial.
Pero el temor radical es el de siempre: que algún sector disconforme con el armado de la coalición presente una lista de radicales puros y obligue a la interna. Una opción para evitar eso era subir el requisito de la cantidad de avales necesarios, pero finalmente no se hizo.
Si ocurriera, no estaría más que replicando lo que ocurrió hace cuatro años atrás, cuando a 5 minutos del cierre de la presentación de listas, Leandro Altolaguirre presentó la suya y enfrentó el armado de unidad que la UCR y el PRO habían logrado llevando como precandidato a intendente a Pedro Salas, ex secretario de Gobierno de la ciudad durante la intendencia de Francisco Torroba. La experiencia de Altolaguirre fue exitosa y terminó derrotando a Salas, primero, y al peronismo en la elección general.

Armado.
Las cosas en el armado provincial están más claras: Daniel Kroneberger deberá competir contra el macrista Carlos Javier Mac Allister quien ha jurado y perjurado que no se bajará de su precandidatura a gobernador. El radicalismo, con las encuestas en la mano, reclama ese gesto del ex secretario de Deportes, ya que según esos sondeos, realizados el mes pasado, sobre dos mil personas encuestadas, ubicaba al “Colo” 25 puntos debajo de los aspirantes radicales.
Desde la Casa Rosada, los encargados del armado electoral nacional, sostienen que el ex futbolista de Boca, Racing y Argentinos Juniors renunció a su cargo nacional para enfocarse en su carrera a la gobernación y que nada lo hará bajarse. Así se lo trasmitieron al gobernador de Mendoza Alfredo Cornejo, presidente de la UCR Nacional.

El dilema del nombre.
La pelea por el nombre, no es poca cosa, dicen por lo bajo los radicales que creen que con Cambiemos se pierde identidad y quedan muy pegados con el macrismo. Lo cierto es que uno u otro nombre, Propuesta-Frepam o Cambiemos, u otro alternativo, tendrán su influencia en la campaña. Sostener que la alianza opositora pampeana se llama Cambiemos, aseguran desde el PRO, permitiría capitalizar las medidas del gobierno nacional como el inicio de las obras por la autopista de la Ruta 5 o la eliminación de las retenciones (luego reimpuestas pero atenuadas). Pero también, responden los radicales, limita las posibilidades de los candidatos locales, no solo de diferenciarse de las ruinosas políticas económicas que castigan a los pampeanos con inflación recesión y desempleo, sino, y principalmente, de las medidas nacionales que afectan directamente a la provincia de La Pampa, desde el apoyo de Macri a Portezuelo en Mendoza, hasta el desastre de los alteos o la eliminación de los planes de viviendas del Fonavi.