“Las muertes por aborto siguen pasando”

MARCHA DEL SILENCIO

La agrupación estudiantil “16 de Septiembre” realizó en la tarde de ayer una marcha del silencio en la ciudad de Santa Rosa con el objetivo de visibilizar que, a dos semanas de haberse rechazado el proyecto de la legalización del aborto, las muertes de mujeres por este tipo de práctica realizadas en la clandestinidad aún continúan.
La concentración se inició a las 17 en la Plaza San Martín, para luego -alrededor de las 19- emprender una marcha hacia la Cámara de Diputados de La Pampa, lugar elegido para realizar la lectura de un documento oficial donde se solicitó al Estado el aborto legal, seguro y gratuito.
“Desde que el Senado negó a las mujeres el derecho del aborto, las muertes por prácticas clandestinas siguen ocurriendo. Al menos 10 mujeres murieron en diferentes lugares del país este mes a causa de la clandestinidad”, apuntó a este diario Victoria, vocera de la organización estudiantil. Es un número que puede ser mayor debido a la ilegalidad de la práctica y que, por lo tanto, no se lleva adelante un registro oficial.
Como símbolo de dichas muertes, los jóvenes encendieron velas para recordar la memoria de aquellas mujeres que murieron, mueren y morirán hasta que los legisladores aprueben el proyecto de legalización del aborto. La jornada contó también con la presencia de un grupo murguero local, quien realizó una presentación a las chicas y chicos que se habían congregado.

“Que sea ley”.
Según explicó la joven, también se reclamó para que el Congreso llame a una consulta popular para que todas la sociedad se exprese sobre la problemática que, semanas atrás, quedó en manos de 72 legisladores en el Senado. “Queremos que el aborto sea ley y se legalice, y no como ahora quiere hacer el Gobierno de incluirlo en la reforma del Código Penal, ya que, en ese caso, un juez va a ser quien decida si una mujer debe ir, o no, a la cárcel”, amplió.
Por último, la vocera adelantó que, próximamente, también se realizará una actividad para solicitar la separación definitiva de la Iglesia y del Estado, aunque aún no hay fecha definida.