Inicio La Pampa Las pruebas incriminan a los dos detenidos

Las pruebas incriminan a los dos detenidos

ASESINATO EN CASTEX

El caso del brutal homicidio contra una mujer y el abuso sexual a otra que conmovió a Eduardo Castex y a toda la provincia tuvo avances importantes porque, de acuerdo a los fiscales que intervienen en la causa judicial, «hay una prueba contundente» contra los dos sospechosos detenidos.
Según informaron ayer los fiscales Máximo Paulucci y Marcos Sacco, se encontraron rastros de sangre de una de las víctimas en una pared de machimbre y en el lavatorio del baño de las habitaciones del hospedaje Alem, donde vivían los dos detenidos por el grave caso.
«Contamos con una prueba contundente que reafirma lo que hace más de veinte días pedimos al juez de Control (Néstor Ralli) respecto a la prisión preventiva de estas dos personas. Las dos personas detenidas están con un grado de responsabilidad contundente, no es que uno se encuentra más comprometido que el otro en razón de esta prueba», explicó Sacco en una conferencia de prensa que se realizó ayer por la mañana en la Ciudad Judicial.
El informe público fue dado a conocer, tal como adelantó LA ARENA en su edición de ayer, al revelarse los resultados parciales de las pericias de laboratorio: mediante una prueba de ADN se encontraron restos de sangre en una pared y en un lavatorio del hotel castense en donde residían los sospechosos. Los resultados determinaron que esos restos corresponden a una de las víctimas, la mujer que sufrió un ataque sexual y sobrevivió al hecho ocurrido el 31 de marzo.
«El informe tiene gran valor y es armónico con la hipótesis de la fiscalía, sustenta la teoría que tenemos del hecho. No esclarece el caso pero para nosotros es una información muy importante para continuar en la línea de investigación que tenemos hasta el momento», expresó Paulucci mientas que Sacco amplió que aún faltan cotejar más evidencias.
Ambos fiscales aclararon que todavía restan los resultados de otros análisis, entre ellos los de los ADN obtenidos en los isopados de la mujer abusada. «Hasta el momento no tenemos datos, no está el resultado y es algo que está en proceso. No podemos decir más de lo que la genetista -Cecilia Bobillo- ha informado. Están en proceso, no sabemos cuánto tiempo va a demorar», informó Sacco.

Preventiva.
Paulucci detalló que los restos de sangre que encontraron en las dos habitaciones del Hospedaje Alem son de Ana María Marton (65 años), la mujer que sufrió al abuso sexual, y no de la mujer asesinada, Josefa Moreno (88).
Los detenidos continúan con prisión preventiva por el presunto delito de homicidio criminis causa en ocasión de robo, abuso sexual agravado con acceso carnal y por ocasionar un grave daño a la salud física y psíquica y estrago doloso agravado en concurso real, por el incendio de la propiedad donde ocurrió el hecho.
Ambos podrían afrontar una pena de prisión perpetua porque se trata de un homicidio calificado. Uno de los detenidos es oriundo de Castex mientras que el otro es de la ciudad cordobesa de Río Cuarto.

Gravísimo.
El domingo 31 de marzo a la mañana, Josefa Moreno, viuda de Giovannini, fue sorprendida en el interior de su vivienda por una persona, que utilizando «un elemento contundente» le provocó golpes en la región craneal, hasta dejarla tendida en el suelo.
Por su parte, Ana María Martón estaba barriendo la vereda, escuchó ruidos e ingresó a la casa; ahí encontró en el piso el cuerpo golpeado de la propietaria del inmueble; e inmediatamente fue atacada a golpes y abusada sexualmente. Posteriormente los atacantes incendieron el colchón de la cama y prendieron fuego la parte trasera de la casa. Martón alcanzó a dar aviso a un vecino y a la policía castense.
Cuando llegaron los agentes policiales le practicaron RCP a Josefa Moreno, la reanimaron e inmediatamente dispusieron el traslado al hospital «Pablo F. Lacoste», y desde allí ordenaron con urgencia la derivación -de ambas mujeres- al hospital Gobernador Centeno de General Pico. Pasadas las 13 de ese día, los familiares confirmaron que Moreno había fallecido.

Esperan por un testimonio
En su declaración a la prensa, los fiscales aclararon que Ana María Martón aún se recupera de las graves heridas sufridas y, por lo tanto, esperan a que se reestablezca para poder tener una entrevista que aporte datos claves a la causa.
Sacco dijo que el día lunes los fiscales estuvieron con Martón en Castex pero que todavía no está en condiciones de brindar una declaración judicial ya que está afectada “tanto desde lo psicológico como desde lo físico”.
“Estuvimos con ella y está con un cuello ortopédico. Tiene una fractura en el cúbito, en uno de sus brazos, y con ciertos rasgos de dolor. Creemos que la semana próxima vamos a poder hacer una entrevista en el marco de la investigación, que es lo que corresponde”, explicaron.
Sacco aseveró que la mujer, «desde un principio, siempre quiso ponerse a disposición» para brindar su testimonio. “Ahora vamos a esperar la luz verde de la Oficina de Atención a la Víctima para proceder a una entrevista. La idea es que ella pueda aportar datos para esclarecer el hecho”, indicó.