Inicio La Pampa Las ventas por Internet crecen en las provincias

Las ventas por Internet crecen en las provincias

SE CONSOLIDAN EN LA PAMPA

Durante el 2018, el consumo en el mercado físico registró una fuerte caída en todos los rubros menos en el comercio electrónico, que creció y se consolidó, sobre todo en el interior del país, incluyendo a La Pampa. El dato llamativo es que uno de los factores de su impulso es la propia crisis económica.
La Cámara Argentina del Comercio Electrónico (CACE) presentó su informe sobre las ventas durante el año pasado. Se trata de un estudio que realiza Kantar TNS, según el cual el sector facturó 229.760 millones de pesos en el país, un 47 por ciento más que en 2017, un salto prácticamente igual al que dio la inflación (47,6 por ciento, según el IPC del Indec).
Desde la entidad mostraron su optimismo ya que se vendieron 120 millones de productos a través de 79 millones de operaciones en todas las plataformas digitales, lo que resultó en aumentos anuales de 25 por ciento y 32 por ciento, respectivamente.
Según los datos desagregados por zonas del país, la Región Centro -que incluyen a las provincias de Buenos Aires, Córdoba y La Pampa- elevó su participación en la facturación nacional de 32 a 35 por ciento, mientras que la de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires cayó del 39 al 37 por ciento y el resto se mantuvo estable.
«La Región Centro ganó lo que perdió el mercado porteño. Esto es parte de la maduración del ecosistema del comercio electrónico. En Hot Sale y Cyber Monday, cada vez son más las empresas del interior que participan», aseguró Diego Urfeig, director ejecutivo de CACE.
Durante los primeros años del comercio electrónico en el país, los consumidores tendían a comprar en las tiendas de Buenos Aires, los cuales incluyen también con servicio de envío a través de encomiendas a todo el país. «Ahora, empiezan a buscar ofertas locales o regionales, porque el envío es menos costoso o se puede retirar por tienda», agrega.
En la Argentina, el ticket promedio de compra tuvo un aumento del 15 por ciento y llegó así a los 2.900 pesos, mientras que la compra regular subió de 42 a 49 por ciento entre 2016 y 2018.