Le amputaron una pierna al motociclista atropellado

FUE A RAIZ DE UN GRAVE SINIESTRO FRENTE AL MEGAESTADIO

El motociclista de 58 años que fue atropellado el sábado a la tarde por un automóvil en cercanías del Megaestadio de Santa Rosa sufrió una consecuencia lamentable: la amputación de su pierna izquierda, según informaron durante el domingo fuentes médicas del hospital Lucio Molas consultadas por LA ARENA.
En tanto, el acompañante del conductor del Fiat Palio que produjo el accidente tiene fracturas en ambas piernas, indicaron desde el nosocomio. Hasta anoche los dos hombres continuaban internados en la sala de Clínica Quirúrgica y el primero de ellos, a quien tuvieron que amputarle una pierna, está “estable”.
El hecho ocurrió el sábado aproximadamente a las 17.30 horas en la esquina de Stieben y Sarmiento, cuando el Palio que era conducido por un joven de 27 años, y que iba acompañado por otro de 26, chocó por detrás a una Motomel que era conducida por un hombre de 58 años.
El vehículo, con sus dos ocupantes, terminó incrustado contra una vivienda y con un guardarrail atravesado en su interior. Ambos protagonistas recibieron heridas y fracturas pero su vida no corre peligro.
En tanto, el conductor de la moto fue quien se llevó la peor parte del siniestro, y lamentablemente, horas después del hecho, sufrió la amputación de su miembro inferior izquierdo. El hombre había sido embestido por detrás y arrastrado durante unos 12 metros.
Testigos relataron a este diario que el Palio circulaba con exceso de velocidad por calle Stieben hasta que en un momento se metió en una zanja que está a la vera del camino, el conductor maniobró, perdió el control del auto y atravesó la calle por donde justo pasaba la motocicleta con su conductor.
Celestino Funes es uno de los siete integrantes de la familia que vive en la casa que fue chocada, un lugar donde los vehículos suelen colisionar. Según denunció el hombre, desde que viven allí han padecido 11 choques en su vivienda.
“Reclamamos al intendente que nos ponga las barreras de metal de nuevo, y que pongan definitivamente las lomas de burro, porque así no podemos estar. Tenemos hijos chicos, acá transita mucha gente, y los autos van a las chapas, volvieron las picadas y es un descontrol”, comentó Funes en diálogo con LA ARENA.