Le dictan preventiva, pero salió en libertad

APUÑALO A UN JOVEN

Lautaro Cabral, de 26 años, fue acusado formalmente ayer de haber apuñalado en tres oportunidades a Walter Schield (23) el domingo por la mañana. El fiscal Oscar Cazenave, de Delitos Contra las Personas, lo acusó por los delitos de “lesiones leves, con uso de arma” y de “hurto simple, en concurso real”, ya que el acusado sustrajo una consola de videojuegos, cables de la misma y otros elementos, del inmueble donde se suscitaron los hechos, en la calle Unanue al 1500, en el barrio Sur.
El letrado, en tanto, pidió la prisión preventiva hasta el fin del proceso, ya que entendió que existe peligro de obstaculización y que Cabral podría incidir en los testigos. Sin embargo, tras un acuerdo previo con la defensora Mariel Annecchini, se modificó la medida con un pedido de restricción de acercamiento por 500 metros para con el damnificado y con dos jóvenes más (una chica y un chico).
Por su parte el juez de Control, Carlos Ordaz, accedió a dictar la preventiva hasta el fin del proceso; lo mismo con el acuerdo de las partes. Por lo tanto el muchacho no irá preso, aunque si viola lo estipulado será detenido de inmediato.
Como el acusado reside en una casa que está a poco menos de 200 metros de la vivienda de uno de los testigos, se modificó la distancia de la restricción a esa misma cantidad de metros.

Acusación.
LA ARENA fue el único medio presente en la Audiencia de Formalización que se hizo en horas de la mañana de ayer en la Sala de Audiencias Nº 2 de la Ciudad Judicial.
Durante la mencionada audiencia, Cazenave acusó a Cabral y relató los hechos. El fiscal dijo que “Cabral llegó al domicilio, golpeó la puerta y atendió Schield. Le dijo ‘vos estás con la loca’ y lo apuñaló con un cuchillo (serrucho, tipo Tramontina), provocándole lesiones en el brazo izquierdo y en la región dorsal”. Además de ese hecho le imputó haber “sustraído una Play Station 3, con cables y otros elementos”.
Schield, que tras la agresión fue por sus propios medios al hospital Evita, no recibió lesiones de gravedad y fue dado de alta pocos minutos después de que lo asistieran. En cuanto al acusado se indicó que fue hallado a bordo de un auto, un Fiat Uno, en la calle Tita Merello, en el barrio Plan 5.000. En dicho vehículo hallaron también el cuchillo empleado para la agresión.
Por otra parte, este diario pudo saber que efectivos de la Seccional Sexta realizaron ayer por la mañana un allanamiento en la casa de Cabral, pero no dieron con los elementos que habrían sido robados.