Le quitaron el respirador al ciclista atropellado y mejora su estado de salud

Al operarlo, con éxito, y al comprobar su mejoría general, los médicos de la Clínica Modelo le quitaron en las últimas horas el respirador artificial a Manuel Beneitez, el ciclista atropellado el sábado en la avenida Perón a la altura e Robustelli. Lo habían determinado hace unos días pero dieron marcha atrás porque las heridas eran graves.

Fuentes cercanas son optimistas en relación a la buena evolución de su estado de salud y hablan de “buenas noticias” debido a que el deportista permanece consciente aunque un poco confundido.

“Por suerte su estado de salud es bueno, y está calmado”, describieron los voceros.

El accidente ocurrió hace una semana cuando Beneitez, y otros dos ciclistas, regresaban de un entrenamiento por la avenida Perón “chupados”, es decir detrás, de un camión: práctica habitual para no perder velocidad al tener el viento cortado por el vehículo que va delante.

Pero el camión dobló por colectora, aparentemente sin avisar, Beneitez tuvo que maniobrar la bicicleta para evitar el impacto y fue atropellado por un auto, Renault 19, que venía detrás de los ciclistas. Los testigos dijeron que literalmente el auto lo “pasó por arriba”.

El deportista sufrió muy serias lesiones: fractura de piernas, de brazos y de cadera: antes de ser operado los médicos pidieron dadores de sangre. El casco y la bicicleta terminaron destruidos.

Fue un accidente con alto grado simbólico debido a que el propio Beneitez es uno de los fervientes impulsores para que se construya una ciclovía en la Perón. Ya son varios los  accidentes similares y tanto ciclistas como automovilistas temen peores consecuencias.