Le quitaron el respirador al policía que cayó al vacío

Los médicos del hospital Lucio Molas le quitaron este martes el respirador artificial al oficial Leonardo Mansilla quien estaba grave al caer desde seis metros de altura en el barrio Malvinas de General Pico. Su estado era delicado, con heridas muy serias en los pulmones y en las costillas.

Junto a Mansilla estaba el efectivo Marcelo “Chelo” Ruarte quien también cayó pero sufrió heridas de menor consideración. Ruarte continúa internado en una clínica privada de Pico con una evolución permanente.

Fuentes sanitarias confirmaron este miércoles a LA ARENA que los profesionales le quitaron el respirador artificial a Mansilla. “Su estado, hasta el momento, es estable”, confirmaron los voceros consultados. De esta forma, Mansilla mejora, de manera paulatina, tras ser operado con éxito en una cirugía que duró más de cuatro horas.

La cirugía consistió en la fijación de una vértebra y la colocación de un drenaje. “Fue todo un éxito”, le confirmaron los médicos a los familiares de Mansilla.

El caso generó gran repercusión en la sociedad por lo violento: los policías perseguían, en horas de la madrugada de un sábado, a un ladrón. A raíz de un mal movimiento, los efectivos cayeron al vacío desde seis metros de altura mientras que el delincuente alcanzó a sujetarse de un balcón aunque fue arrestado minutos más tarde.

FOTO: MARCELO RUARTE (FACEBOOK)