Le unifican pena por reincidencia

JUICIO ABREVIADO

La jueza de audiencia de Santa Rosa, Alejandra Flavia Ongaro, condenó ayer a Claudio Andrés Alcorta a seis meses de prisión de cumplimiento efectivo por ser autor del delito de robo simple, le mantuvo la condición de reincidente y le unificó la sanción con otra sentencia anterior en una pena única de ocho años y seis meses de prisión.
El fallo de Ongaro fue dictado como consecuencia de un acuerdo de juicio abreviado alcanzado entre la fiscala Leticia Pordomingo, el defensor oficial Pablo De Biasi y el imputado, un obrero de la construcción de 35 años que admitió su culpabilidad. Con relación a la opinión de la damnificada, la fiscalía intentó en reiteradas oportunidades contactarla, pero le fue imposible. Si bien en estos procedimientos lo que diga la víctima es valorado, su opinión no es vinculante.
Con las pruebas reunidas por el Ministerio Público Fiscal, la magistrada acreditó que el 12 de mayo pasado, a las cuatro de la madrugada, Alcorta -tras forzar la reja de un ventiluz- ingresó a una vivienda de la calle Maldonado, en Santa Rosa, y sustrajo un bolso con documento personal y tarjetas de crédito.
“Analizada la prueba reunida y valorada conforme las reglas de la sana crítica, tengo la certeza de la existencia del hecho investigado, que fuera puntualmente fijado en el acuerdo, como así que el acusado Alcorta resultó ser el autor material del mismo, sin perjuicio de la aceptación de esta autoría por su parte”, dijo Ongaro en el fallo
“Así es que se encuentra acreditado que en las circunstancias de lugar, tiempo y modo antes referenciadas, Alcorta se apoderó ilegítimamente de bienes que se encontraban en el interior de una vivienda (…), a la que ingresó tras forzar la reja del ventiluz de la cocina”, agregó.

Otro caso.
Hace un mes y medio, el 13 de junio, en otro abreviado, el juez de audiencia Andrés Olié había condenado a Alcorta a seis meses de prisión de cumplimiento efectivo por el delito de hurto calificado por tratarse de un vehículo dejado en la vía pública, en grado de tentativa, y le había unificado la pena con una sentencia del 11 de abril de 2012 -robo agravado por el uso de arma- a una pena única de ocho años y seis meses de prisión.