Leche a 19.50 pesos

(General Pico) – El gobierno pampeano inauguró ayer a la mañana, la planta láctea que está emplazada en el predio del Ceret de General Pico y que produce una amplia gama de productos marca “Mamuu”, que tendrán en gran medida, un destino social.
La inauguración de la fábrica escuela fue encabezada por los ministros Ricardo Moralejo (Producción), María Cristina Garello (Educación) y Fernanda Alonso (Desarrollo Social). Además participaron de la apertura de la planta, el jefe comunal local, Juan José Rainone, y demás legisladores pampeanos, como funcionarios locales y provinciales. También participaron los alumnos de un colegio de General Acha, que fueron ganadores del concurso en el que se eligió el nombre y el logo de la marca pampeana de productos lácteos. El mismo está representado por la cara de una vaca y de un ternero por encima de un óvalo de color verde que simboliza el campo (ver aparte).
La fábrica piquense elaborará una leche que se venderá a 19,50 pesos en despensas y supermercados de la región, y producirá también crema, dulce de leche y yogures de diferentes sabores.
Durante la inauguración, Moralejo destacó que la flamante planta láctea, “es una consecuencia de la crisis que en 2016 sufrió todo el sector de la industria tambera, porque los precios que existían hacían que hubiera una crisis que impedía que el sector creciera”. A partir de allí, se vio “la oportunidad de hacer realidad una fábrica de leche en el Ceret”, que se pudo concretar en tres años.

Tres objetivos.
El ministro destacó además que se trata de una fábrica escuela que “va a permitir marcar precios de referencia a nivel de la producción primaria y precios de referencia a través de productos en puerta de fábrica”, como así también, facilitará la capacitación de docentes de escuelas agrotécnicas que trabajan en la producción láctea, de estudiantes a quienes les interese la actividad, como los de la Facultad de Veterinarias, y a los obreros de las industrias lácteas de la provincia.
Sin embargo, el fin fundamental de la planta láctea que se instaló en General Pico, es producir productos lácteos (leche entera, leche descremada, leche chocolatada, yogur de vainilla y frutilla, dulce de leche y crema), “que van a ser destinados a los sectores más vulnerables de la sociedad, como así también a reparticiones públicas”.
“Vamos a marcar un precio de referencia y esta leche va a ser comercializada en las despensas y en supermercados de capitales de origen pampeanos. Será una leche producida por pampeanos y vendida por empresas pampeanas”, señaló.

Nuevo perfil industrial.
Moralejo además subrayó que esta nueva planta, va en el camino del cambio de matriz productiva que propone el gobierno pampeano, para que la provincia comience a tener una “proyección agroindustrial y un desarrollo de la industria de base tecnológica como generadora de conocimientos, para poder innovar todos los procesos productivos e insertarse en los mercados”.
En este sentido, destacó que esto se suma a las importantes inversiones que se hicieron en torno a dos empresas (en Santa Rosa y 25 de Mayo), ligadas a los insumos de la producción petrolera, y a la producción de alfalfa, maíz y vitivinícola, a la vera del río Colorado.
También refirió que la nueva planta sumará un nuevo impulso a la producción láctea, que genera 200 millones de litros de leche al año en La Pampa.
“Este cambio que estamos haciendo lo acompañamos con un proyecto de comercialización de toda la producción pampeana, para que las empresas puedan crecer y mantener la mano de obra, y puedan seguir creando nuevos puestos de trabajo. De una crisis se sale trabajando, creciendo y vendiendo. Ese es nuestro objetivo. Esto va a intensificar la producción láctea en la provincia, va a ayudar a que muchos se animen a invertir”, aseguró.
“En la provincia producimos 200 millones de litros de leche anuales, de los cuales un 50 por ciento se está elaborando dentro de la provincia, destacándose la producción de quesos (17 millones de kilos por año), que está destinada al mercado interno como externo de la provincia. Estamos con tecnología y calidad para seguir creciendo”, agregó.
Por último, previo a hacer el tradicional corte de cinta y a recorrer las instalaciones de la flamante planta láctea local, Moralejo remarcó que la empresa constructora “mantuvo su presupuesto”, pese a los vaivenes de la economía argentina y a la fluctuación del dólar.

Niña achense, ganadora del concurso
Durante el acto la ministra de Educación, María Cristina Garello, mencionó que “esta planta escuela estará al servicio de todo el sector industrial apoyando en tecnología y capacitación, tal como lo pretendimos del Ceret”.
“Recuerdo que poco más de 20 años atrás nos reuníamos varias instituciones para crear el Ceret. Hoy podemos decir que muchas líneas de desarrollo tecnológico en beneficio de la producción y desarrollo de la región se han concretado; este es uno más y tiene un valor muy significativo, era un anhelo lograr concretar esta planta”, agregó.
Garello recordó que cuando se tomó esta decisión, el gobernador Carlos Verna mencionó que él consideraba que si la leche tenía como principales destinatarios a los niños entonces eran ellos quienes tenían que ponerle el nombre a la leche. “Tomamos su palabra, armamos un concurso con todas las escuelas primarias de la provincia y resultado de ese concurso es “Mamuu”, por eso están presente los alumnos de la escuela 164 de General Acha donde asiste la autora de este logo y este nombre. Ella es María Paz”, relató la ministra.
E invitó a la niña a que explicara a los presentes el significado de logo y el por qué del nombre que había. Tras ello, la alumna, quien se mostró muy tímida y vergonzosa, acompañada de una docente y delante de todos, dio algunos detalles de la conformación de logo.
“Iniciamos trabajando en crear un logo, aprendiendo qué significa una sigla, los dibujos y demás. Lo realizamos con trabajo en clase, ayuda de todos los alumnos y también de las familias en su casa. María Paz conoce del campo por su familia, por lo que representó el logo con una cara de una vaca y una cara más pequeña significando un ternero”, dijo la docente.
También explicó que el nombre original era “Mamamuu”, y que por una cuestión comercial y de diagramación se acortó a “Mamuu”, en referencia a la madre y al llamado del ternero para que la vaca le dé de mamar.