Inicio La Pampa Liberan al cazador acusado de matar a su compañero

Liberan al cazador acusado de matar a su compañero

TRAGEDIA EN LA ZONA DE MONTES DE LUAN TORO

Imputaron bajo el cargo de «Homicidio culposo» al cazador Omar Ricardo Adrover (53 años), acusado de balear y provocar la muerte de su amigo Maximiliano Rivera (39) cuando estaban cazando en campos ubicados en la zona de Luan Toro. También está siendo investigado preventivamente por tenencia ilegal de arma de guerra. La Justicia dispuso su libertad, pero deberá presentarse cada dos semanas a la comisaría de Victorica y fijar residencia en esa localidad oesteña.
El trágico hecho ocurrió entre la noche del domingo 17 y la madrugada del lunes 18 de marzo en un predio rural del oeste pampeano. La víctima era oriunda de la ciudad bonaerense de 9 de Julio. El responsable de su muerte es nativo de Bolívar, Buenos Aires.
En la sede judicial de Victorica, la fiscal Alejandra Moyano sometió ayer al mediodía a indagatoria a Adrover. Pero el cazador, asistido legalmente por su abogada defensora Vanesa Ranocchia Ongaro -de Santa Rosa-, se negó a prestar declaración. Posteriormente se llevó a cabo la audiencia de formalización en la que la representante del Ministerio Público Fiscal informó a Adrover el hecho ilícito que se le imputa ante la presencia del juez de control Carlos Espínola.
«Se lo formalizó por el delito de homicidio culposo, en concurso real con tenencia ilegítima de arma de guerra. Esto último porque al momento de su detención carecía de la documentación del fusil 300 que portaba. Durante la investigación se determinará si tiene o no la tenencia», dijo Moyano a LA ARENA. El juez, frente al pedido de la fiscal, decidió sustituirle la prisión preventiva con la orden de presentarse cada quince días a la dependencia policial victoriquense. A las 13.30 se retiró de la sede tribunalicia.
«Estamos esperando las pericias que hizo la Agencia de Investigaciones de Santa Rosa en el lugar del suceso, en la camioneta, las armas secuestradas y que el médico forense nos remita el informe de la autopsia. Ya nos anticipó que la víctima tiene una herida a la altura del muslo izquierdo y el proyectil le perforó la columna. Murió por un schock ipovolémico (pérdida de sangre)», indicó la fiscal, quien reconstruyó que el incidente fatal ocurrió entre los campos «El Chimpay» y «Los Charcos» entre las 23.30 del domingo y las 0.30 del lunes. Rivera murió cerca de las 3 de la madrugada.

Trágico hecho.
El grupo de tres cazadores más la esposa del ahora imputado había llegado hace unos días al establecimiento «La Bochita», ubicado a unos 70 kilómetros de Luan Toro, para practicar la caza deportiva. Adrover, su esposa y Rivera decidieron caminar unos 10 kilómetros e internarse en los montes de los predios rurales aledaños.
Los tres se ubicaron en un montículo de tierra, ubicado en «El Chimpay». En un momento determinado, Rivera se bajó del apostadero sin que sus amigos se dieran cuenta y se internó en el monte con el trípode de su arma en los hombros, lo que simulaba la postura de un ciervo con cornamenta. Fue en ese momento en que Adrover lo «confundió» con un ciervo colorado y accionó el gatillo de su fusil con mira telescópica, a una distancia de entre 30 y 40 metros, según las pericias a las que ya accedió la fiscal Moyano.
Sus compañeros trasladaron al herido en la caja de una Toyota Hilux hacia el hospital de la ciudad Toay. Los médicos de guardia recibieron al paciente y minutos después constataron su fallecimiento.