Inicio La Pampa Liberaron al pampeano que manejaba el camión

Liberaron al pampeano que manejaba el camión

CHOQUE CON 9 MUERTOS

(General Pico) – El camionero pampeano Juan Ignacio Batalla, que el domingo a la tarde estuvo involucrado en un gravísimo siniestro vial que dejó como saldo nueves víctimas fatales, recuperó la libertad, aunque seguirá ligado a la causa que se sigue bajo la carátula de Homicidio culposo múltiple. Si bien resta que se conozcan resultados de las pericias accidentológicas, los primeros datos y los dichos de algunos testigos, le endilgan la responsabilidad del choque al conductor de la camioneta (también fallecido), quien llevaba con él, a 15 personas a bordo.
El domingo cerca de las 18, en el cruce de la ruta provincial 51 y la ruta nacional 7, en proximidades de la localidad bonaerense de San Antonio de Areco), colisionaron un camión Volvo de una empresa de transporte pampeana, que conducía Batalla; y una camioneta Chevrolet S10, en la que viajaban 16 personas y que manejaba Néstor Adrián Moyano.
Producto del fuerte choque fallecieron nueve personas, cinco adultos (incluido el conductor de la camioneta) y cuatro menores, entre ellos, dos bebés de un año y diez meses de vida, respectivamente.
Batalla es oriundo de Vértiz aunque reside en General Pico, y trabaja para la empresa Servicios Agropecuarios Amanecer. Había llevado hacienda hasta Luján, y estaba próximo a regresar a La Pampa, cuando ocurrió el tremendo choque.

Investigación judicial.
El pampeano quedó libre tras haber sido notificado de la causa penal que se inició por la muerte de las nueve personas. Aunque no quedó demorado ni detenido (ya se encuentra en General Pico), deberá presentarse ante la Justicia cuando se lo requieran.
La causa la lleva adelante el fiscal Lisandro Masson, de la UFI 4 del Departamento Mercedes, quien espera por el resultado de las pericias accidentológicas, para determinar las responsabilidades del choque. Sin embargo, los primeros elementos apuntan a la imprudencia de Moyano dado que el camionero tenía la prioridad de paso que le da el hecho de circular por una ruta nacional.
El conductor de la camioneta tenía 32 años de edad y era oriundo de Rafael Castillo. Entre las personas que llevaba en el vehículo, se encontraba Natalia Cejas, su pareja, quien fue una de las sobrevivientes. En el hospital de San Antonio de Areco, donde quedó internada junto a los otros lesionados, la mujer confió que su esposo viajaba a alta velocidad cuando se produjo el choque con el camión de la empresa pampeana.
Según señalaron fuentes ligadas a la investigación del hecho, previo al cruce y sobre la ruta provincial 51, hay dos carteles que indican que se les debe dar la prioridad de paso a quienes viajan por la ruta nacional 7. Según se presume, el conductor de la camioneta habría hecho caso omiso a estas señales y no habría respetado la prioridad de paso.

Violento choque.
Según indicó el sitio Infobae, las familias Moyano y Moreno se disponían a pasar la tarde en el balneario de Carmen de Areco con la idea de regresar temprano a José C. Paz, donde vivía la mayoría de ellos.
El camionero pampeano, le relató a un medio piquense que había llevado una carga de hacienda a Luján y que en el momento en el que comenzó a transitar el cruce de rutas se le apareció de repente la camioneta.
Además contó que Moyano hizo «el cruce como venía» y que ninguno de los dos atinó a nada, dado que la colisión era inminente. También dio cuenta de la violencia del impacto, al punto tal que le sacó el camión (pesa 16 mil kilos sin carga) de la ruta.
Batalla contó también que no animaba a bajarse, al ver el «desastre que había arriba de la ruta».