Llevaba un carro que se desestabilizó y volcó en la ruta 35

Un choque y un vuelco ocurrieron ayer en cercanías de la ciudad de Santa Rosa sobre la ruta nacional 35. Los siniestros se produjeron con apenas dos horas de diferencia uno de otro, en un extremo y otro de la capital provincial. Poco tiempo después de ocurrido el último de ellos, se produjo un tercero, aunque éste ocurrió en la zona urbana.
El primer incidente estuvo vinculado directamente con el fuerte viento que azotó a la región durante la jornada del martes. Al menos así lo manifestó la señora Olga Baras, oriunda de la localidad de Caleufú, a los efectivos policiales que la auxiliaron. La mujer viajaba rumbo a Santa Rosa procedente de su pueblo.
Eran las 12.30 cuando perdió el control del Fiat Siena que conducía. El vehículo salió despedido de la ruta en dirección al oeste y terminó su recorrido al chocar de frente contra un caldén. El siniestro ocurrió 10 kilómetros al norte de Santa Rosa, cuando la vecina apenas había pasado frente al campo de la Universidad Nacional de La Pampa, donde funcionan las facultades de Agronomía y Ciencias Exactas y Naturales.
Baras fue asistida por un equipo médico del Servicio de Emergencias Médicas (SEM) y trasladada al hospital Lucio Molas donde quedó en observación, con diversas lesiones.

Vuelco.
A las 14.40 tuvo lugar el segundo siniestro vial. Esta vez fue un vuelco protagonizado por una familia que viajaba hacia la ciudad de Neuquén. Una Toyota Hilux, que transportaba un carro cargado con bolsas de alimento balanceado, fue el vehículo involucrado. “Por ahora no sabemos qué le pasó, pero perdió la estabilidad con el carro y al moverse hizo que la camioneta se fuera a la banquina. Ya en la banquina, volcó el carro y también la camioneta”, explicaron desde la División de Accidentología de la Policía local.
Junto al conductor, un joven de 26 años, identificado como Juan Troncoso, viajaban el padre (del mismo apellido), la madre (apellido Vázquez) y otros dos hombres. La madre del conductor, de 47 años, fue quien se llevó la peor parte. Por un golpe en la cabeza que le provocó un corte, debió recibir una sutura.
El vuelco se produjo a la altura de un horno de ladrillos, antes de que el vehículo, que viajaba en sentido Norte-Sur, llegara al Bajo de Giuliani.

Otro choque.
El tercer incidente de tránsito registrado en la tarde de la víspera ocurrió a las 15.50. Esta vez, se trató de un choque ocurrido en la intersección de las calles Garay Vivas y Congreso, entre los barrios Congreso y Bella Vista.
Una mujer identificada como Aurelia Ríos Flores, de 72 años, que conducía un Renault Clío, colisionó contra una camioneta Chevrolet Blazer. La primera circulaba por Garay Vivas mientras que la camioneta lo hacía por Congreso. El siniestro fue leve y el personal de salud que intervino decidió trasladar a Ríos Flores hacia el hospital Evita para realizarle un chequeo, con fines precautorios.
Desde Accidentología informaron que los test de alcoholemia realizados en cada uno de los siniestros dieron resultado negativo.