“Lo que exige el FMI es mucho y La Pampa no acompañará”

FRANCO IRA A LA CASA ROSADA, PERO LA PROVINCIA NO HARA EL AJUSTE

A través de un mensaje de WhatsApp, desde el gobierno nacional convocaron en las últimas horas al ministro de Hacienda pampeano, Ernesto Franco, a una reunión en la Casa Rosada. Se trata de la serie de encuentros con las autoridades provinciales que el presidente Mauricio Macri ordenó llevar a cabo a los ministros de Interior, Rogelio Frigerio, y Hacienda, Nicolás Dujovne, para delinear el ajuste que se aplicará en el Presupuesto 2019.
El gobernador Carlos Verna ya anticipó días atrás que La Pampa no acompañará el ajuste que pide el macrismo a las provincias y en esa misma línea se expresó Franco que realizó el martes a Canal 3. Ayer, en un breve diálogo con LA ARENA confirmó que viajará a Buenos Aires para participar de la reunión a la que lo convocaron pero que eso no cambiará la postura que ya fijó el titular del Ejecutivo provincial. “En mi caso necesariamente tengo que estar porque se discuten temas técnicos”, explicó.

Del cuarto al segundo.
En sus declaraciones de antes de ayer, Franco aseguró que La Pampa va a participar de la discusión del presupuesto nacional del año próximo, como lo hace siempre, a través de sus diputados y senadores nacionales, pero que no lo hará en el sentido de acompañar el ajuste que propone el Fondo Monetario Internacional (FMI) en las pautas que surgen del acuerdo suscripto con Argentina por el préstamo “stand by” de 50 mil millones de dólares.
“Recién ahora se han conocido las pautas con el FMI. Los montos que se están hablando son muy significativos. El concepto de intereses de la deuda, que tenía el cuarto lugar del gasto nacional al iniciar la discusión del Presupuesto 2018, ahora está en segundo lugar. Ha superado al de las remuneraciones. Y ni siquiera es vencimiento de capital, sino vencimiento de intereses de la deuda. Hoy es el segundo concepto después del gasto previsional”, afirmó.

No es la herencia.
“Evidentemente algo han hecho mal que ha derivado en una crisis como la que tenemos. La Pampa y San Luis no están invitadas a una reunión sobre achique del gasto porque, justamente, están ordenadas. Otras provincias necesariamente tienen que asistir porque se les están venciendo amortizaciones de capitales e intereses y el mercado está cerrado para Nación y más para las provincias. Entonces, necesariamente estas provincias tienen que estar en la mesa solicitando ayuda al gobierno nacional que no necesariamente tiene”, añadió.
En otro tramo de la charla, Franco aseguró: “Ya no se le puede echar la culpa al gobierno anterior. El crecimiento de la deuda externa ha sido espectacular y por eso el exterior nos dejó de prestar. Hubo que recurrir al Fondo Monetario. Lo que exige el Fondo es mucho y La Pampa no va a acompañar en ese sentido”.

Ajuste fiscal.
Los ministros Frigerio y Dujovne son los que están encabezando las reuniones con gobernadores y ministros de Hacienda de los 24 distritos del país. Ayer, el sitio La Política Online reveló que ambos terminaron de delinear una nueva propuesta para acercarle a los gobernadores y al bloque peronista del Senado para el armado del Presupuesto 2019, el cual requiere un recorte del gasto público consolidado de 300.000 millones de pesos.
“La nueva propuesta consiste en que la Nación se haga cargo del 66,7% del ajuste, unos 200.000 millones y que el 33,3% restante sea distribuido entre las provincias. (…) Bajo la nueva propuesta, las provincias y la Ciudad deberán absorber $100 mil millones, un 28,5% menos que en el escenario original delineado por Dujovne. Y la distribución del peso del ajuste sería repartido “de forma ecuánime”, es decir, siguiendo los prorrateadores de la coparticipación federal de impuestos. La idea del Gobierno al proponer este criterio es evitar una batalla entre las provincias”, informó el portal.
De confirmarse el anticipo de LPO, el recorte que Nación pediría a La Pampa, pero nuestra provincia no aceptaría, rondaría los 1.950 millones de pesos.