Inicio La Pampa Lorda: "Creemos que vamos a seguir"

Lorda: «Creemos que vamos a seguir»

EL DIRECTOR NO QUIERE QUE CIERRE LA AGENCIA DE EXTENSION RURAL DEL INTA ANGUIL

En los últimos días, el gremio Apinta denunció públicamente el cierre de la Agencia de Extensión Rural (AER) del INTA Anguil y que sus recursos humanos serán «reasignados». El director de la Agencia, el ingeniero agrónomo Héctor Lorda, desmintió esa información. «Al día de hoy sigue funcionando, no ha desaparecido», aseguró el profesional.
«Es cierto que a nivel nacional se propuso un nuevo organigrama el cual contempla que todas las agencias de extensión que funcionan dentro de las estaciones experimentales agropecuarias como nuestro caso dejarán de prestar servicios. En esta nueva estructura los trabajadores no son despedidos pero sí perderían los trabajos de extensión que desde hace años vienen desarrollando. Finalizaría la relación directa con los productores agropecuarios y por ende con la comunidad en general», explicó.
Esa propuesta que bajó de Buenos Aires fue rechazada por Lorda y el director de la Estación Experimental Agropecuaria (EEA), el licenciado Edgardo Adema. Ambos elevaron «una contrapropuesta para salvaguardar la agencia de extensión» al director nacional del INTA, Héctor Espina, un técnico de carrera de ese instituto. Este, a su vez, la elevará a la presidencia del INTA a cargo de un funcionario político puesto por el gobierno nacional, que impulsa un fuerte ajuste en todos los organismos estatales dedicados a la investigación.
«Hasta el momento no se ha resuelto nada. Estamos expectantes y funcionando como siempre. Somos optimistas, creemos que vamos a seguir porque en La Pampa no tenemos una estructura de extensión muy grande, por eso hemos propuesto que la agencia continúe», señaló.

Falta de respuesta.
Sin embargo, la falta de respuesta «genera angustia, tristeza y sobre todo incertidumbre porque no sabemos qué puede pasar». Consultado sobre los perjuicios que traería su cierre definitivo, respondió que los ocho trabajadores de la agencia se disolverían como grupo de trabajo.
«Deberíamos distribuirnos entre los grupos de investigación que tiene la experimental, que cuenta con más de 100 profesionales dedicados a estudios de suelos, cultivos agrícolas, manejo de protección animal. Perderíamos nuestra esencia y las líneas de articulación directas con los grupos de productores de la agricultura familiar, tendríamos que derivarlos a otras agencias más alejadas o directamente quedarían sin ningún tipo de asesoramiento», indicó.
Lorda reveló que la agencia tiene un presupuesto «muy acotado para su mantenimiento operativo y el de toda la experimental. En los últimos tres años se habrá reducido un 50%, operativamente cuesta mucho poner en funcionamiento la experimental porque hay que pagar los costos fijos y los proyectos de investigación se ven muy reducidos en sus actividades».
El programa Pro Huerta es responsabilidad de las agencias de extensión. «Depende del Ministerio de Desarrollo Social de Nación, que achicó la cantidad de semillas entregadas a las agencias y nosotros tenemos que conseguirlas en otros lugares y a veces eso dificulta llegar a todas las personas que las necesitan».
Lorda habló con LA ARENA el jueves en Colonia Barón donde junto con la intendenta Sonia Luengo presentó a una profesional de la EEA del INTA Anguil que dio una charla sobre cultivos de cobertura a chacareros. La actividad fue organizada por el Ministerio de la Producción, el INTA y el municipio baronense.