“Los chicos piden repetir dos y tres veces la comida”

COMEDORES ESCOLARES

La directora de la Escuela 255 de Santa Rosa, Carina Baravalle, advirtió que hay una creciente demanda alimenticia, por lo que se garantizó el desayuno y el almuerzo durante el jueves y viernes pasado, a pesar de que en la institución no se brindó clases por problemas en la calefacción.
“Ayer (por el jueves), suspendimos las actividades escolares por un desperfecto en la caldera y ahora van a cambiar uno de los motores que llegaría en estas horas y los proveedores trabajarían el fin de semana para que esté en funcionamiento el lunes”, manifestó la docente.
Agregó que las clases se suspendieron el jueves y viernes, pero ayer hubo asistencia alimentaria en el lugar. “El jueves se hizo a través de viandas y hoy con asistencia al lugar, porque uno de los motores de la caldera se logró encender. Se dio desayuno y almuerzo”, señaló.
La directora aclaró que apenas se detectaron fallas en la caldera, asistió a la escuela personal de la Dirección de Administración Escolar del Ministerio de Educación provincial. Se espera que la situación esté resuelta durante el fin de semana, para retomar las clases el lunes.

Demanda.
Por otro lado, Baravalle se refirió a la problemática social y la demanda de los chicos en la escuela de Villa Parque. “Hay demanda alimenticia. En esta escuela se brinda desayuno y almuerzo. Se come más, es cierto, hasta se pide un segundo o tercer plato”, indicó.
Y siguió: “Los lunes se nota que los chicos vienen con avidez de un buen desayuno y almuerzan y necesitan”, comentó. La Escuela 255 es de jornada completa, de 8 a 15, con 103 alumnos y 25 docentes.
La infancia es uno de los sectores más vulnerables de la sociedad. Incluso, recientemente la Universidad Católica (UCA) reveló un informe en el que se indica que el 48,1 por ciento de los niños y niñas de la Argentina vive en condiciones de pobreza y que un tercio de ellos debe asistir a comedores comunitarios para alimentarse, por las políticas de ajuste nacionales.