Los concejales dicen que si Altolaguirre la veta, insistirán

ORDENANZA DEROGADA

Cuelle es concejal del Frepam y, junto a su par de bancada Claudia Giorgis y los ediles de la oposición, votó a favor de la derogación de la polémica ordenanza de las antenas. “Se abre la posibilidad de rediscutir la ordenanza del año 2000 (la 2592); el Concejo será un ámbito más amplio para discutir lo del espacio público, habrá más diálogo y consenso con la CPE”, le dijo a Radio Noticias.
-¿Puede haber un veto del intendente?
-Es una posibilidad, es algo que no manejo. El jueves (en la sesión) hubo nueve votos (afirmativos) y con los dos tercios del Concejo (sobre un total de 12 ediles) se puede insistir con la ordenanza en caso de veto.
-¿Cómo se activará la rediscusión de la ordenanza?
-A través de la Comisión de Obras Públicas, que es donde se originó esta discusión. El Concejo puede ser movilizador, pero se requerirá del aporte del Departamento Ejecutivo y de los actores de la comunidad para debatir sobre el destino de los espacios públicos.
-Hoy sólo se pueden montar antenas en espacios privados.
-Actualmente hay un centenar que, en su mayoría, no están declaradas, lo que habla de la necesidad de ejercer un control.

Fractura.
Se le preguntó a Cuelle si le costó votar en contra de la voluntad del intendente. “No creo que esto fracture al bloque, teníamos puntos de vista políticos diferentes sobre la ordenanza votada. (Jorge Domínguez y Celia Ibarguren, los frepamistas que votaron por la negativa) pertenecen al riñón del intendente y lo entendimos. Pero cuando el río suena, suena y hay que demostrar que las normas no son inamovibles, por eso resultó oportuno volver a foja cero. Si algo está sospechado, lo mejor es volver a discutirlo.

Elecciones.
Sobre la elección de los candidatos radicales para las elecciones provinciales de 2019, Cuelle dio cuenta que el tema está incluido en el temario a analizar por la Convención Provincial de la UCR, que se reunirá el 27 de este mes en el Club Independiente de Santa Rosa.
“Hay varias personas con posibilidades de ser candidato a gobernador”, añadió en alusión a Juan Carlos Marino, Daniel Kronebereger y Francisco Torroba.
-¿Las candidaturas saldrán de una encuesta o de una interna?
-Eso se discutirá, siempre el radicalismo fue a internas cuando no se alcanzó el consenso. Olfateo, en los pueblos, que quieren evitar ir a la interna.
-¿Y qué será del Frepam?
-El desdoblamiento de las elecciones permitirá la continuidad del Frepam o de un frente que debata los temas provinciales. Hay radicales frentistas que creemos que debemos trabajar sobre consensos y cómo administrar disensos. La Convención tratará la política de alianzas de la UCR, pero no se si habrá mucho margen para discutirlo.
-Cuelle, ¿el PRO es un aliado provincial de la UCR?
-Es un espacio que no comulga con el partido de gobierno y hay que hacer esfuerzos para ver si es factible un programa de gobierno que seduzca al electorado. Yo tengo una carga ideológica, pero trato de ser tolerable con todos los pensamientos. Debemos ver si podemos buscar cinco ejes (políticas de estado) que nos unan como partidos.
-¿Intentará ser candidato a intendente?
-Todos los espacios del partido deben discutir para ver si alcanzamos el consenso, que todos estén incluidos.

“La idea es ver cómo avanzamos”
El intendente Leandro Altolaguirre anticipó ayer que insistirá con la ordenanza que permite la instalación de torres para antenas de telefonía en espacios públicos. Dijo que los concejales votaron la derogación de la primera ordenanza porque “se sintieron presionados e incómodos” y sostuvo que el servicio que propone la Cooperativa Popular de Electricidad “es de la Edad de Piedra”.
Altolaguirre formuló estas declaraciones a través de Emisora Pampeana. Ayer por la tarde se hicieron varios intentos para contactarlo desde esta Redacción, pero nunca respondió los llamados.
En aquellas declaraciones, el jefe comunal anticipó que insistirá con la polémica idea de habilitar la afectación de parte de espacios públicos como plazas y parques para la instalación de “radiobases” para telefonía celular 4G. Justificó esta insistencia en la necesidad de recaudar y también de aggiornar la ciudad a las nuevas tecnologías.
Altolaguirre fustigó en particular a la Cooperativa Popular de Electricidad, que según sus palabras no objetó que se hiciera en Toay lo mismo que rechaza en Santa Rosa.
“Los concejales no dieron marcha atrás, derogaron porque los trataron de tal manera que se sintieron incómodos. No hay nada para ocultar. La idea es ver para ver cómo avanzamos nuevamente, porque se necesitan inversiones. Si querés, podemos vivir en Santa Rosa con la telefonía fija de la cooperativa y ver si estamos de acuerdo, volvemos a la Edad de Piedra, no hay problema, la telefonía fija está desapareciendo en el mundo”, reafirmó.
Por contraparte a la telefonía fija, las antenas para el servicio 4G “son importantes para transmitir los datos y tener ese servicio” y para ello se necesita que los privados realicen inversiones “y que el municipio y vecinos de la ciudad puedan recuperar tasas de dichas empresas para poder invertir en espacios públicos, bienes de capital”, justificó.

Más críticas.
Criticó a vecinos de la ciudad, a los que no nombró, que supuestamente resisten esta innovación pero por el otro lado tienen antenas en sus terrenos, sobre los que no pagan ningún tributo. También atacó a un medio de comunicación, al que tampoco identificó, al que calificó de “corrupto” por sostenerse “con dinero público y aportes privados”.
“Las presiones vinieron de un lugar político partidario y también de un sector empresarial, porque la cooperativa es una empresa, pero no de los asociados. Vino de un directorio que tiene su fuerza de lobby, que maneja y direcciona, junto con medios escritos, ciertos negocios. Y eso sí tiene que ver con la fuerza de lobby de una empresa local”, concluyó.