“Los concejales son gestores de la decadencia de Santa Rosa”

NEVARES ACUSA

El presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Producción de La Pampa, Roberto Nevares, utilizó ayer la Banca del Vecino del Concejo Deliberante para cuestionar la falta de políticas públicas en fomento de la actividad comercial, los estacionamientos medidos mal diseñados y la venta en la vía pública, sin control estatal.
En un duro cuestionamiento al municipio y a los concejales, Nevares dijo en principio que “siempre nos convocan para pedirnos apoyo en alguna medida, para notificarnos de algo que se va a hacer o de alguna tasa que se está por promulgar” pero “esta vez venimos a pedir nosotros, los que nunca pedimos”.
Se quejó porque desde el advenimiento de la democracia el municipio “solamente ha hecho una cosa al comercio local, sacarle”, al advertir que “la dirigencia política local no ha considerado a la actividad comercial como un engranaje de la economía y el desarrollo”.
En esa línea, acusó a los concejales de “generar desigualdades” y les pidió que “recapaciten, respeten y escuchen al comercio porque la desazón nos está ganando. Pasaron distintos gobiernos, algunos concejales que están desde esa época han sido oficialistas y oposición en estos años y son todos, sin excepción, gestores de la decadencia de esta ciudad”.
Además, indicó que “los tiempos actuales, con la venta electrónica, los cambios de hábitos de los consumidores y las crisis permanentes de un país que agota”, como la que se vive actualmente por la caída del consumo a partir de las políticas nacionales, “ponen en peligro las actividades” y “es tiempo de mejores ideas, es tiempo de superarnos”.
El dirigente pidió a las autoridades comunales “ser iguales ante la ley” en Santa Rosa y que “si el espacio público es de todos, nadie se apropie de una porción de él en beneficio propio, como lo hacen los vendedores de calle, mal llamados ambulantes”.
Reclamó que “si el estacionamiento es medido y no se puede estar más de una hora, eso corra para todos, también para estos vendedores ambulantes que dejan sus autos todo el día, no pagan estacionamiento y los usan como depósitos”.
También cuestionó “la enorme cantidad de autos oficiales estacionados” y solicitó que “se realice un cebreado acorde y no indiscriminado” porque “genera un caos vehicular que no se ve en otras ciudades del mismo tamaño”.

Lavacoches.
Nevares también fue contra los “trapitos” que trabajan en el centro y pidió que “si todos debemos pagar el servicio de agua, no se dispense alegremente en canillas abiertas las 24 horas para los lavacoches, que inclusive no permiten que los vecinos estacionen ni usen el espacio público libremente y todos sabemos que sucede la extorsión: o me das para que lo lave o para que lo cuide. ¿Lo cuide de quién?”.
Sobre la venta de alimentos producidos por particulares que venden a través de Internet y en reparticiones públicas, exigió que el Departamento de Bromatología, encargado de cuidar la calidad de los alimentos en los comercios locales, también realice procedimientos a quienes producen en sus casas.
En el mismo rubro, también cargó contra la idea de quienes impulsan en el Concejo Deliberante los “food trucks” que se sumarán a los carritos, a quienes “no pudieron controlar”, le advirtió a los ediles, “solo para ser como las grandes ciudades del mundo, pero no podemos hacer dos cuadras de un centro comercial como las grandes ciudades del mundo y este proyecto de mejoramiento que fue presentado y promovido por esta Cámara”.
Además, pidió a los concejales que “a fuerza de exigencia” hay comerciantes que producen en Toay, Anguil, Ataliva Roca o Winifreda y después “vienen a vender a Santa Rosa”. Por esto, planteó la necesidad de que los municipios realicen controles en conjunto.
“Pedimos políticas de control de la modalidad de venta domiciliaria con los denominados show-rooms y ferias, que han proliferando frente a las narices de quienes deben controlarlos y que peor aún, concurren a algunos de ellos”, manifestó Nevares.
Exigió que “se controle el ingreso de mercadería a la ciudad” porque “entra cualquier cosa, sin ningún control efectivo y por los canales que se les ocurra”. Y por último, reclamó participación de la Cámara de Comercio en el Plan Estratégico de Santa Rosa y que “sean coherentes” porque el proyecto se “contrapone” en algunos aspectos con ordenanzas propuestas en el Concejo.

Domínguez pidió respeto
El presidente del Concejo Deliberante, Jorge Domínguez, pidió la lectura por Secretaría de una nota que envió al cuerpo deliberativo en la que expresó su “profundo malestar por las diversas manifestaciones violentas e insultantes de las que han sido objeto las y los concejales en el recinto de sesiones en numerosas ocasiones y sobre distintos temas, incluso algunos que son totalmente contrapuestos”.
“Estas manifestaciones agresivas ante aquellos que opinan distinto son, también, producto de una intolerancia hacia la diversidad de integración representativa que tiene este Concejo Deliberante. Intolerancia que se dice combatir”, agregó el viceintendente.
Y por último, resaltó :”Este Concejo nunca le ha cerrado las puertas a vecinos o vecinas para que se expresen, tanto sea en la utilización de la Banca del Vecino o de la Vecina o en las Comisiones Permanentes que funcionan los martes. Es por eso que se solicita el respeto en el trato hacia todos los y las integrantes de este cuerpo, como toda persona lo merece y es lo que desde cualquier lugar se debe exigir”.

Proyectos aprobados
El Concejo Deliberante aprobó ayer el otorgamiento de un crédito de la Ley de Promoción Económica provincial a Eduardo Marcero y dos declaraciones de interés municipal. Las declaraciones fueron para el “Segundo Foro Argentino de la Bicicleta” a desarrollarse en las ciudades de Santa Rosa y Toay el 7 y 8 de septiembre, y para la charla “Grooming: acoso sexual a niños, niñas y adolescentes” realizada por Hernán Navarro en esta capital, el 18 de este mes.