Los de Maza festejan 48 años con la música

CELEBRAN EN EL CLUB ATLETICO MACACHIN

El próximo 26 de octubre Los de Maza estarán celebrando sus 48 años con la música, en una cena show que servirá además para festejar el centenario del Club Atlético Macachín. En la oportunidad el conjunto -que ha defendido en su extensa trayectoria el folklore tradicional- hará un recorrido por su amplísimo repertorio.
En realidad su primera presentación la hicieron un 12 de octubre, y desde entonces grabaron cientos de canciones, presentándose en distintos escenarios del país, recorriendo miles de kilómetros.
Naturalmente 48 años es un lapso considerable, y para este conjunto folklórico un tiempo de satisfacciones que se prolonga, mostrando a sus integrantes siempre enamorados del canto y sembrando con canciones los más diversos escenarios.

Al principio un trío.
Oriundos de la localidad bonaerense de Villa Maza, tomaron su nombre precisamente de allí. Al principio era un trío formado por tres hermanos, y hoy lo integran Mario Publio Rivas (guitarra sikus y tercera voz), Alberto Blanco (bajo y percusión), Roberto Moggia (primera guitarra y segunda voz) y Lucas Moggia quien se incorporó después del fallecimiento de su padre Miguel (guitarra y primera voz).
Muy lejos, allá en los recuerdos, quedó aquella primera presentación del conjunto en Tomás M. Anchorena, cuando un amigo -que oficiaba de presentador- los anunció como “Los Cuatro… de Córdoba”. Sonríen los integrantes ante aquel blooper del día inaugural. Ellos eran, obviamente, “Los cuatro de Maza”, que después trocaría simplemente en “Los de Maza”.

Repertorio y amigos.
Al principio contaban con un repertorio reducido, que iría creciendo hasta ganarse el reconocimiento del público: “Carpas de Salta”, “La Palmira”, “Granito de sal”, y otros, eran entonces los caballitos de batalla.
Empezaron cuando andaban por los 20 años, y ahora transcurrido tanto tiempo siguen andando los caminos del país para llevar su música con el mismo entusiasmo de sus primeras épocas.
En su trayectoria encontraron enorme cantidad de amigos, como Carlos Sánchez, de los Tucu Tucu, su padrino artístico; y se cruzaron con todos los grandes del cancionero popular, como Horacio Guaraní, El Chaqueño Palavecino y Soledad Pastorutti, entre muchos otros.
Algunos temas propios forman parte de repertorio, como “Molino de mi pueblo” -un recuerdo del viejo molino harinero de Carhué-, “A mi bella y perdida Epecuén”, ambas canciones con las que se presentaron en algún momento en el programa de Alberto Badía.
En Santa Rosa se presentaron en múltiples oportunidades: estuvieron cuando se inauguró Canal 3, y también LU33 Emisora Pampeana, y muchas veces en el Casino. “Esta vez el festejo iba a ser en el Casino, pero el lugar donde se ubica el escenario estará siendo refaccionado, así que por un tiempo no habrá espectáculos”, confió Mario Rivas, una suerte de representante del grupo a la hora de dialogar con los medios.

Consagrados en Cosquín.
Aunque habían arrancado imitando a Los del Suquía, un día cayeron en la cuenta que debían ejecutar su propia música. En la década del ’80 grabaron en Buenos Aires, en CBS Columbia; en 1987 fueron consagrados por el público en Cosquín, y luego vinieron cientos de actuaciones en Buenos Aires, y en distintos escenarios, sobre todo hacia el sur de nuestro país.
Mario Rivas señala que el grupo se dio el gusto de grabar con Don Miguel Simón, el bandoneonista santiagueño; con Domingo Cura la zamba “Alma de bombo”; también dos candombes con las tumbadoras de Juan Gularte de los Wawancó y el Porteño Alvarez de Katunga; y con Esteban Rivero, acordeón de Ramona Galarza. “Tocamos además con el hijo de Suárez Paz, que fue violín de Astor Piazzola, con Oscar Alem músico de Mercedes Sosa; con Miguel Angel Reyes que fue integrante de Los nocheros de Anta; y con el Gordo Copello acordeón de Coco Díaz. En el último CD tuvimos la satisfacción que Daniel Altamirano metiera su voz en una canción mía”, agrega.
El 26 de octubre, en Macachín, como tantas otras noches -y las que vendrán- Los de Maza estarán presentando su música… “defendiendo el folklore tradicional. Como siempre”.