Los diputados hicieron horas extras

EN MARATONICA SESION APROBARON EL PRESUPUESTO Y LA LEY IMPOSITIVA

Seis horas y media duró la sesión extraordinaria celebrada ayer en esta Cámara de Diputados donde, salvo el incremento del presupuesto del año en curso en 793 millones de pesos para cumplir con los incrementos salariales acordados en paritaria para que los empleados públicos no pierdan poder adquisitivo, el resto de las iniciativas tratadas fueron aprobadas por mayoría.
Por mayoría, con 16 votos a favor, se aprobó el Presupuesto 2019; y mientras el oficialismo se expresaba indicando que se esperaba “que la recaudación provincial alcance para todos los gastos”; la oposición cuestionaba la falta de crecimiento y desarrollo.
Roberto Robledo (PJ), indicó que “se incrementó el presupuesto en un 48% respecto al de este año”, explicando que “el ajuste que sobre todas las provincias hace caer el gobierno nacional, obligará a que con una racionalización adecuada afrontemos todos los gastos con recursos propios”.

Críticas del Frepam.
Ricardo Consiglio (Frepam) fue crítico al señalar que “nada de eso se podía esperar de una provincia que dedica el 86% de su presupuesto para los gastos corrientes, es decir el pago de sueldos”.
Se despachó contra el aumento del Impuesto a los Ingresos Brutos, y se refirió a la falta de transparencia en nuestra provincia, ubicada -dijo- en el lugar 23º en el índice indicativo. Además sostuvo que La Pampa “es expulsora de sus jóvenes”.
No dejó de hacer referencia al Megaestadio -que el Gobierno promete terminar en 2019-, del que dijo era “un gustito del gobierno provincial que pagamos bastante caro”.

Tindiglia votó a favor.
Eduardo Tindiglia (Nuevo Encuentro), esta vez -en plena negociación en la integración de la nómina de diputados del Frejupa-, aunque reclamó un mayor compromiso en el fortalecimiento de la economía popular y las cooperativas de trabajo, valoró el presupuesto porque “mantiene el porcentaje destinado a los trabajadores, como así también los programas Rucaluhé y Nehuentún y mientras el Banco Nación se descapitaliza, el Banco de La Pampa, por una decisión política, se capitaliza”, dijo en tono elogioso.
No obstante se manifestó a favor de cupo de puestos de trabajo para transexuales “que hoy se ven obligadas a la prostitución y su promedio de expectativa de vida es de 35 años”. También refirió a que debe haber “una constante reparación simbólica a las víctimas del terrorismo de Estado”.

Más argumentos.
Héctor Fazzini (Cambiemos) reprochó lo que consideró “exiguo tiempo para analizar el presupuesto”, y que los números no resultaran “para nada claros”, a la vez que se quejó porque “constantemente” se vapulea al gobierno nacional.
Daniel Robledo (Frente Renovador) reconoció “el esfuerzo del gobierno provincial en un escenario nacional preocupante donde la gente está desesperada” y reclamó estadísticas, además de que se redoblen los esfuerzos “por cumplir con el axioma peronista de que el trabajo dignifica y creemos en una sola raza (sic) de hombres, los que trabajan”.
Espartaco Marín, jefe del bloque PJ, destacó virtudes del presupuesto señalando primero que “no tenemos déficit primario ni financiero, esto es no tenemos deuda”.
Puntualizó que “la Municipalidad de Santa Rosa gobernada por Cambiemos destina el 92% de su presupuesto a gastos corrientes”.

Espartaco mencionó logros.
Marín mencionó una serie de logros de los últimos tres años en los que la provincia fue gobernada por Carlos Verna: “Al Megaestadio lo va a techar este gobierno justicialista y sino, lo hará el próximo que también será justicialista”, se atrevió.
Recordó además que en el plan de mitigación de Santa Rosa el gobierno provincial “se comprometió a invertir 262 millones y lo hizo, mientras que el gobierno de la ciudad, se comprometió a invertir 120 millones y sólo puso 5 millones ochocientos mil”.
Consiglio respondió: “La Pampa es como un kiosco familiar que hace 35 años estaba bien administrado y vivían seis personas de él; y hoy, 35 años después, sigue estando bien administrado, pero viven sólo 3 personas de él y tiene la mitad de la mercadería de entonces”.

Discusión por Santa Rosa.
El radical Carlos Bruno a su vez dijo que cuando Francisco Torroba dejó de ser intendente de Santa Rosa, la municipalidad estaba equilibrada. Evaluó que cuatro años después tuvo que asumir a Leandro Altolaguirre -después que fuera gobernada por el peronismo- se encontró con una deuda de 240 millones de pesos “y hoy está ya nuevamente equilibrada”, y “si bien las cloacas estuvieron colapsadas, hoy tenemos menos problemas”, aseguró.
Josefina Díaz (Cambiemos) opinó que “si los reclamos y las respuestas ante la discusión presupuestaria han sido estos tres años los mismos es porque algo está pasando y no anda bien. Esperemos que el año que viene cuando estemos discutiendo el presupuesto, la película la estemos rodando nosotros (por Cambiemos)”.

“Recorte feroz de Nación”.
Fue Roberto Robledo quien le respondió: “La Pampa no es una isla y hemos sufrido un recorte feroz en la obra pública y para crecer se necesitan de los recursos nacionales”.
Por su parte Marín acotó que Santa Rosa está peor que hace 3 años con una deuda inconmensurable con Aguas del Colorado. Y el diputado Maximiliano Aliaga volvió con el tema de las columnas al manifestar que “si cuando un privado quiere invertir lo bajan de la columna de un hondazo, si se legisla en contra de la inversión privada peor nos va a ir”.

Ingresos Brutos será del 3%
También la Ley Impositiva resultó aprobada por el mismo número de votos de la mayoría. Roberto Robledo sostuvo que “con la tendencia a la retracción de fondos del gobierno nacional para con La Pampa, fue creciente la inversión provincial”.
Marcela Colli (Frepam) manifestó estar decepcionada con el gobernador Verna “porque prometió que consultaría y escucharía a todos los pueblos y nada”; y agregó que “el sistema tributario provincial es regresivo, pagan más los que menos tienen”.
Eduardo Tindiglia dijo que ven con satisfacción que se le incrementen gravámenes a los ganadores de esta época como las mineras y los sectores financieros.
Espartaco Marín destacó que pese a que a las demás provincias el gobierno nacional les pidió que bajen el impuesto a los ingresos brutos llevándolo al 5%, La Pampa aún aumentándolo en medio punto está en el 3 %.
Aliaga trajo a la discusión la cuestión nacional al manifestar que “en épocas de la década ganada le llegaba a La Pampa sólo el 60%, mientras que hoy Nación gira el 75%”.
Robledo devolvió que “con el incremento al impuesto a los bienes personales y a ganancias, porque la mentada baja de impuestos de Nación no se ve, se ven afectados la clase media y los trabajadores, nosotros aspiramos a la justicia social donde se les cobre más a los que más tienen, que hoy son los sectores mineros, petroleros y financieros que para el gobierno nacional son intocables”. Reclamó que “se afloje la presión sobre la producción y el trabajo, queremos un país con distribución de la riqueza”.