Los focos se redujeron a la mitad

En lo que va del temporada 2018/19, se registraron en total 55 focos ígneos, la misma cantidad que solo en el mes de febrero del año pasado. Aseguran que esta reducción se debe a las multas que se efectúan por ausencia de picadas cortafuego que “están ayudando a la concientización”.

El pasado domingo la Dirección de Defensa Civil dio a conocer el dato sobre la existencia de un foco ígneo de importantes dimensiones en la reserva provincial Pichi Mahuida, al sur de La Pampa. Las llamas se habían iniciado en horas de la tarde del 27 de enero producto de un rayo y para el lunes a la tarde las cuadrillas actuantes habían logrado contenerlas, como así también habían podido controlar otros dos focos registrados en La Adela.

En ese contexto, teniendo en cuenta que la problemática en materia de incendios golpea a La Pampa cada verano, desde el Ministerio de Desarrollo Territorial optaron por enviar a personal para que examine la zona y calcular la magnitud de los daños ecológicos sufridos en la reserva.

En el recorrido, los funcionarios tomaron imágenes que permitieron apreciar el perjuicio causado por el foco. Cabe recordar que las llamas, antes de ser propagadas, lograron cruzar hacia el otro lado del río Colorado, donde el fuego permaneció por al menos dos días más. La reserva provincial Pichi Mahuida, ubicada en el Departamento Lihuel Calel, protege cerca de 10 kilómetros de zona del río Colorado. Es una zona de particular riqueza florística y faunística que la convierten en una de las reservas más valiosas de la provincia.

Sin focos.
Después que se hicieran virales las imágenes que fueron publicadas en el Facebook oficial del Ministerio de Desarrollo Territorial, LA ARENA dialogó con el director de Defensa Civil, Luis Clara, quien aseguró que los focos registrados en las últimas semanas “están todos contenidos”.

“El incendio de la reserva Pichi Mahuida fue controlado al día siguiente de su inicio. Sí hubo reactivación, pero en el interior, que es normal que eso ocurra”, continuó Clara, quien informó además que “en La Adela hubo uno más, producto de un tractor que se prendió fuego; mientras que alrededor de La Adela, aparentemente unos chicos prendieron fuego y eso quemó todo en ese sector”.

Por otro lado, el brigadista confió que “en un campo de Cuchillo-Có, un grupo de cuadrillas fueron a revisar porque avisaron que había explotado un tanque con combustible. Pero en realidad pasó que estaban quemando nidos de búho en un galpón, el fuego agarró un bidón con combustible y explotó dentro de ese galpón. A raíz de eso se desparramó el combustible y quemó todo lo que se podía en el interior, como maderas y otros elementos, pero no pasó a mayores”.

Hectáreas afectadas.
De acuerdo al registro que llevan adelante desde la Dirección, hasta el momento “son entre 80 y 82 mil hectáreas las afectadas por los incendios; contra las más de 600.000 que se registraron el año pasado a la misma fecha”, indicó el entrevistado, que reconoció además que “un poco es suerte, otro poco las condiciones meteorológicas acompañan, pero también hay más picadas”.

En ese sentido, Clara reveló que el trabajo de concientización llevado a cabo previo a que se inicie la temporada alta de incendios “está dando sus frutos”, aunque el castigo impuesto a quienes no elaboran las picadas cortafuegos también han colaborado: “las multas que se aplican han sido motivo de ayuda también y la gente se está acostumbrando. Los trabajos de concientización igual continúan y a la fecha se han controlado cerca de 80 establecimientos”, agregó.

Finalmente indicó que, en lo que va de la temporada, “hubo 55 focos, contra 105 registrados en la misma época del año anterior. Solo en el mes de febrero del año pasado hubo la misma cantidad de la registrada hasta ahora; mientras que en la temporada anterior (2017) hubo 44 focos”, señaló.