Inicio La Pampa Los socialistas se suman a críticas contra Altolaguirre

Los socialistas se suman a críticas contra Altolaguirre

ABANDONO DEL PLAN ESTRATEGICO

Días atrás, el coordinador del Plan Estratégico Participativo (PEP) de la ciudad de Santa Rosa, Santiago Ferro Moreno, reveló que a casi un año de haberse aprobado los informes finales del programa, la Municipalidad de Santa Rosa no había avanzado aún con la gestión de los fondos para poner en marcha los ejes prioritarios. «Todo el proceso va retrasado», se quejó.
Ayer, una nueva voz se sumó a la preocupación por el tema. Se trata del Partido Socialista, uno de los impulsores del plan estratégico inicial, durante la intendencia de Francisco Torroba. Entonces, radicales y socialistas eran socios y habían logrado, luego de 25 años, destronar al PJ del gobierno de la capital provincial. La idea del PEP tuvo como espejo el implementado por la sociedad de socialistas y radicales en la ciudad de Rosario, en la provincia de Santa Fe.
Hoy, con la UCR asociada al PRO en Cambiemos, y el socialismo estrenando su condición electoral de ex socio del partido de Alem e Yrigoyen, comenzaron a hacerse visibles las diferencias. «Lo que planteó Ferro Moreno me pareció atinado, en el sentido de reclamarle al intendente que se ponga al frente de ese trabajo, que implica pensar la ciudad hasta el año 2050 y tener un horizonte de trabajo. Que el municipio se consustancie con eso», dijo ayer Martín Ussei, candidato a intendente de Santa Rosa por el Partido Socialista, que encarará el actual proceso electoral después de mucho tiempo solo, sin integrar ningún frente.
Para Ussei la respuesta de Altolaguirre a las quejas de Ferro Moreno fueron «deficientes» y una muestra más de «falta de interés por el plan estratégico en general». «Lo que uno ve desde afuera es que, más allá de lo burocrático, que es presentar carpetas en Nación, no hay un interés real», disparó.
El aspecto que no se mueve, según Ussei, es el de la participación, la planificación y el tratamiento, principalmente, de los temas ambientales. «Es un eje impresionante de trabajo que plantea el plan. No inventa la pólvora sino que reúne conocimientos que están en la ciudad y los condensa en un plan y un rumbo. La ciudad no puede desperdiciarlo por segunda vez», dijo en alusión a la gestión de Luis Larrañaga (PJ), que siguió a la de Torroba.
«El plan se inició con Torroba y Larrañaga lo desestimó. Esta gestión, si bien lo reimpulsó, no le está dando mucha bolilla y lo tiene más como algo burocrático y no como herramienta de gestión», se quejó.
El socialista aseguró que no es una cuestión de recursos económicos sino de decisión. «El eje ambiental plantea el tratamiento de la gestión integral de residuos sólidos. Hace un mes nos enteramos que los santarroseños producimos dos kilos de basura por día. Si tuviéramos recolección diferenciada de residuos, estaríamos enterrando menos basura y tendríamos un problema menos grande del que tenemos hoy», dijo.
«Separar la basura es una política de los ciudadanos, un porcentaje importante lo había incorporado en la gestión Torroba, un 50 ó 60%, y el Estado, con Larrañaga, les dijo que tenían que dejar de separar. Eso es algo que se podría hacer ya. No resuelve todo el problema pero es un primer paso», concluyó.