“Los trabajadores hace mucho que están desamparados”

ATE ESPERA EL RECONOCIMIENTO DEL MUNICIPIO TRAS FALLO JUDICIAL

(General Pico) – La secretaria general de la seccional piquense de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), María Ester Campos, manifestó que el fallo judicial que obliga al municipio a darle reconocimiento gremial a la entidad, le abre la posibilidad de plantear discusiones profundas y sentarse a la mesa de negociación.
Durante los últimos días, el Juzgado Laboral de General Pico dictaminó la inconstitucionalidad del artículo 130 del Estatuto y Escalafón del Personal de la Municipalidad de Pico que reconoce al SOEM (Sindicato de Obreros y Empleados Municipales) como único representante de los trabajadores del municipio. Además obligó a la comuna local a darle el reconocimiento gremial que le corresponde a la ATE.
Ayer a la mañana, la titular de la Secretaría de Gobierno del municipio, Belén Lavechia, manifestó que aún no habían sido notificados del fallo. “Todavía formalmente no estamos notificados de la situación. Esto es una cuestión que se lleva a través de Asesoría y cuando esté notificada se establecerá cuáles son los mecanismos judiciales que vamos a llevar adelante o no”, dijo.
“A partir de este momento ya tenemos la libertad de ir a plantear algunas cuestiones en el municipio. Así como le mandan a nuestro abogado también le mandan al municipio, lo ponen en conocimiento de esto. Aún no nos hemos organizado, pero lo primero que queremos hacer es llegar al municipio con la Ley de Paritarias para que de alguna forma empecemos a negociar legalmente como corresponde”, dijo Campos y agregó: “Uno puede pedir una entrevista, ver algunas cuestiones pero el tema acá pasa por si hay un proyecto armado que debe ser evaluado en una mesa de negociaciones en la que estén la patronal, el gremio y el Ministerio de Trabajo”.

Afiliaciones y contratados.
La representante gremial dijo que ante este nuevo panorama legal que se abre, pretenden poder sentarse a discutir la situación laboral de los monotributistas que fueron ingresando al municipio bajo la condición de contratados con aportes, como un paso previo a ser parte de la planta permanente.
“También ahí queremos llegar. La condición que le daban de trabajo era el monotributo y se tuvo que aceptar porque no había otra cosa. Pero pasados siete u ocho años se pretende estar en otra condición laboral, que sigue siendo precarizada, un contrato anual que no genera antigüedad ni estabilidad”, contó.
Campos contó que la ATE representa a medio centenar de trabajadores municipales, aunque en este punto indicó que los números no están muy claros dado que no se pudo “hacer un conteo en serio”. En este punto marcó que hubo casos de trabajadores a los que “han desafiliado sin el consentimiento nuestro”
“Todos los trabajadores tienen que pasar por el gremio y con ese pedido de desafiliación va a su lugar de trabajo y pide la desafiliación, es un trámite que debe ser así pero las desafiliaciones eran directas y nos encontrábamos con que desconocíamos los números”, dijo.
Por último indicó que desde hace bastante tiempo que los municipales “están desamparados”, debido a que el SOEM permanece intervenido y la ATE no tenía reconocimiento gremial. Este nuevo escenario genera la expectativa de engrosar la masa de afiliados.
“Los trabajadores hace mucho que están desamparados, porque nosotros no podíamos llegar porque nos decían que no formábamos parte del Estatuto y porque el SOEM está intervenido, entonces no tenían donde ir. A nosotros nos llena de alegría esto, pero mucha más alegría tienen otros trabajadores que pretendían estar en la ATE y que no podían. Vamos a trabajar como hemos trabajado siempre, en todos los lugares de trabajo y cerca del trabajador”, finalizó.