Luis Cazanobe, un suboficial pampeano, en la Fragata Libertad

El suboficial primero Luis Pedro Cazanobe está embarcado en el buque escuela de la Armada Argentina que realiza el 47º Viaje de Instrucción Naval. El marino y meteorólogo es oriundo de la localidad de Bernasconi. Ayer, el área de prensa de la Fragata Libertad, difundió una entrevista con el pampeano, en ocasión de celebrarse el Día Nacional del Meteorólogo, la cual fue realizada mientras la embarcación navegaba rumbo a Cartagena de Indias, Colombia.
Allí explicaron que Cazanobe trabaja en el puente de comando de la fragata ARA Libertad, desde donde brinda asesoramiento directo al Comandante sobre las condiciones meteorológicas más propicias de navegación. Desde el puente, el suboficial revisa las cartas meteorológicas, analiza imágenes satelitales y obtiene diferentes datos que serán imprescindibles a la hora de determinar el rumbo de navegación.

Campañas.
Cazanobe ingresó a la Armada una vez concluidos sus estudios secundarios. “Me decidí por la especialidad de meteorología durante el Período Selectivo Preliminar. Al escuchar cada una de las opciones fue la que más me llamó la atención y me interesó”, contó.
A lo largo de su carrera transitó varios destinos y unidades, entre ellos el transporte ARA Canal Beagle, el buque oceanográfico ARA Puerto Deseado, la Base Aeronaval Punta Indio y la Central Meteorológica Buenos Aires. Además, realizó cinco campañas antárticas a bordo del rompehielos ARA Almirante Irízar y acompañarlo durante su etapa de remodelación en 2012.
“Mi primer viaje a la Antártida fue hace 20 años, en 1997. Si bien al principio uno piensa que sólo va a encontrarse con hielo, la verdad es que cada campaña tiene algo distinto y siempre te deja ganas de volver, de seguir un poco más. Es una experiencia muy atrapante”, apuntó.
“El hecho de compartir varios días a bordo y tener un objetivo en común genera una camaradería muy fuerte entre todos. Quizás a algunas personas no las volvés a cruzar de nuevo, pero ese vínculo está y los recuerdos quedan”, dijo.

Velas Latinoamérica.
Cazanobe integra la dotación de la fragata ARA Libertad y con ella participa del encuentro Velas Latinoamérica 2018. Su principal tarea es brindar asesoramiento meteorológico al Comandante para evitar fenómenos que ocasionen un problema o un riesgo para la dotación. Además de sus observaciones se obtienen datos que son enviados a Buenos Aires con el fin de generar estadísticas específicas.
El martes, los siete veleros que están participando del encuentro Velas Latinoamérica 2018 -Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Perú, México y Venezuela- zarparon del puerto de Balboa, en Panamá.
“Actualmente por mi antigüedad, me toca embarcar solo. De todas formas, cuento con los aportes de los señaleros, quienes también cooperan en la obtención de información como: datos de viento, temperatura, presión, nubosidad, visibilidad y fenómenos significativos (lluvia, niebla). Esta información se eleva cada seis horas a la central”, explicó el pampeano.

Sueño cumplido.
La familia de Cazanobe está compuesta por su hijo Damián y su hija Almendra. Está en pareja con Ivana. Actualmente radicado en Bahía Blanca, el marino aseguró que su familia le brinda impulso para soportar los largos viajes marítimos: “Se vuelve más que necesario en navegaciones largas”.
Cazanobe aseguró que formar parte de la fragata es un orgullo enorme. “Es el buque embajador en el mundo. Uno desde que ingresa a la Marina sueña con caminar por las cubiertas de la fragata, así que para mí es un objetivo cumplido”.
Ayer, 11 de julio, se celebró el Día del Meteorólogo en Argentina en conmemoración de la creación del Centro Argentino de Meteorólogos (CAM) en 1969, cuya finalidad es tender al mejoramiento científico y material de la actividad meteorológica en el país. Su sede funciona en el Departamento de Ciencias de la Atmósfera de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA.