Una “Luz de Esperanza” que reabre su ayuda

Con la vuelta a clase de los niños y niñas, muchos desayunadores, merenderos y comedores retoman sus actividades con el objetivo de acompañar a las familias y ser un punto de apoyo para poder sortear la difícil situación económica que atraviesa el país y que se torna palpable en todos los barrios de nuestra ciudad.
En este caso, el comedor y merendero “Luz de Esperanza” anunció que mañana abrirán nuevamente sus puertas. Mónica Barrera, impulsora del espacio que trabaja en el barrio Néstor Kirchner, confirmó en diálogo con LA ARENA que comenzarán “como el año pasado, con los mismos horarios. A partir de las 11.30 empezamos a darle de almorzar a los chicos”.
Para este año, Mónica señaló que ya tienen aproximadamente 80 niños y niñas anotadas, pero consideró que el número puede incrementarse debido a que “como todos sabemos ya se están por entregar las casitas y no sabemos la demanda que vamos a tener… Trataremos de ver y solucionarlo”.
El comedor seguirá funcionando de martes a viernes, al igual que en 2018, pero ante la posibilidad de que aumente la demanda, Mónica aseguró que “si hay que abrir el día lunes lo vamos a hacer, no sabemos cómo nos vamos a manejar y cuántos chiquitos se van a anotar con esto del nuevo barrio”.
A su vez, explicó que durante las vacaciones la necesidad estuvo presente y por ello entregaron bolsas de mercadería y se han ayudado a familias con útiles. “La necesidad estaba durante las vacaciones y hemos estado para asistir a las familias que asisten al comedor”, sostuvo.
De todas maneras, Mónica señaló que comenzaron el año “a full”, trabajando en conjunto con las mamás del barrio. “Tenemos cursos de peluquería todos los sábados de 8 a 10 de la mañana. Los miércoles y viernes viene Bartolomé a cortarle el pelo gratis a los chicos y su familia”, agregó.

Utiles escolares.
Mónica ha señalado en más de una oportunidad que uno de los pilares más importantes que sostiene a “Luz de Esperanza” es el aporte y la solidaridad de la comunidad. En ese sentido, indicó que para este 2019 están solicitando “colaboraciones a toda aquellas personas que quieran venir a ayudar” y resaltó que muchas personas “se han acercado, han traído alimentos no perecederos y mucha ropa”.
Sin embargo, y con el calendario escolar a punto de iniciar, desde el comedor están “tratando de conseguir todo lo que es útiles. Estamos necesitando lo que son guardapolvos para los chicos”, expresó Mónica y añadió que “tenemos el pedido de un chico que tiene problemas para iniciar el colegio, necesita zapatillas, el conjunto azul”.

Torneo solidario.
Por otra parte, Mónica resaltó una vez más los aportes que hacen las mamás del barrio y recordó que una de ellas organizó un campeonato de fútbol femenino hace aproximadamente un mes para recolectar alimentos no perecederos.
En esta oportunidad, volvieron a organizar un nuevo torneo pero con el objetivo de juntar útiles para los niños y niñas. Pamela, una de las organizadoras, explicó que el evento deportivo comenzará hoy a partir de las 8 de la mañana y que la inscripción consiste en que cada jugadora lleve un útil escolar.
“Ahí entraría tanto delantales como conjuntos deportivos. Las chicas de fútbol son muy buenas, siempre llevan de más y a nosotras nos pone súper contentas porque recaudamos más.”, añadió.
Pamela manifestó que su objetivo es “recaudar para el comedor y además nosotras tenemos 6 chicas que son menores de edad y van al colegio, se les dará algo y lo otro pasaría todo al comedor”. Además, remarcó que sus hijos van al comedor y que con estas actividades buscan retribuir “la ayuda que nos da Moni. Queremos ayudarle a salir adelante”.
Con respecto a los torneos, Pamela señaló que “se van a ir haciendo durante el año para recaudar alimentos no perecederos, también se van a hacer para las fiestas. Tenemos planeados hacer muchos, siempre trabajando en conjunto con el comedor, por la contención que le da a los chicos, ellos se sienten felices de estar acá. Hacemos los que nos gusta y ayudamos al comedor donde concurren nuestros hijos”.
El torneo se realizará, al igual que el primero, en el predio del Recreo Mercantil ubicado entre Ferrando y Hugo del Carril y cuenta hasta el momento con 11 equipos confirmados. Si bien no se cobra la entrada a quienes quieran acercarse a disfrutar de una jornada de fútbol, aquellas personas que lo deseen pueden llevar útiles escolares para donar y colaborar con el comedor.

Colaboraciones.
El Comedor y Merendero “Luz de Esperanza” se convirtió en una herramienta para hacerle frente a la crisis y poder sortear “un montón de necesidades” que poseen los vecinos y vecinas en los barrios. Por ello, Mónica apeló al “respaldo de toda aquella gente que quiera colaborar” acercándose a la sede del lugar, en Margarita Monges 1239, entre Corona Martínez y Gaich.
Lo más primordial, aseguró Mónica, es “todo lo que sea alimentos no perecederos, verduras, jugos, servilletas, artículos de limpieza. Todo lo que se pueda aportar”.
Finalmente, destacó que la conformación de la Asociación Civil “Comedor Luz de Esperanza” y dio a conocer el número de la cuenta bancaria para que quienes deseen colaborar: 12/443895/7. El teléfono de contacto es 15339321.