Inicio La Pampa Macri abrió una puerta al fraude electoral, insiste Marín

Macri abrió una puerta al fraude electoral, insiste Marín

CAMBIOS A LA LEY

El presidente del PJ pampeano y ex gobernador Rubén Marín calificó como «imprudente» la decisión del Gobierno Nacional de modificar, vía decreto, la Ley Electoral a tan sólo siete meses de celebrarse los comicios presidenciales. «Una medida de esta naturaleza, sobre todo porque se hizo con un decreto en enero y sin dar información genérica al respecto, es sospechosa», apuntó Marín.
La decisión de efectuar en enero tres importantes cambios a la Ley Electoral tuvo sus repercusiones en la oposición, donde el PJ fue uno de los primeros partidos en dejar explícito no sólo su malestar, sino también la sospechas que estas modificaciones pueden traer en el proceso electoral.
Marín, en diálogo con Radio Noticias, tildó como «imprudente el cambio (a la Ley Electoral)» porque «se saca el control de los partidos en el proceso».
«Una medida de esta naturaleza, sobre todo porque se hizo con un decreto en enero y sin dar información genérica al respecto, es sospechosa. Se menciona equivocadamente que se hizo esta modificación por DNU, pero no es así, se hizo por decreto normal, desde el Gobierno dicen que es una reglamentación», explicó Marín, quien precisó que al no ser de «necesidad y urgencia» el decreto no tiene revisión del Congreso Nacional.
En ese sentido, el pampeano, quien integra también la Comisión de Acción Política del PJ nacional, viajará en los próximos días a Buenos Aires para tratar el tema con la dirigencia nacional. Si bien el ex gobernador no quiso afirmar que estos decretos dejan una puerta abierta al fraude, advirtió que es «es importante dejar la sospecha».

Elecciones.
Otro de los temas que abordó Marín fue el papel que tendrá el peronismo, unido o no, en los próximos comicios, donde el ex gobernador es una pieza clave en el armado de la estrategia electoral. «El problema no es simplemente confrontar con el Gobierno Nacional, sino también ver si realmente el peronismo tiene la convicción de dejar de lado los problemas internos para salir adelante y cambiar este proceso económico y político», reconoció.
Por tal motivo, planteó que «el justicialismo tiene la responsabilidad» de lograr ganar las elecciones y que para lograr ese objetivo es importante «solucionar ciertos detalles» que «son importantes» pero presume que «se solucionarán».

-¿Por qué cree que sigue siendo competitivo el Gobierno con el actual presidente como candidato?
-El Gobierno tiene un porcentaje que son antipopulares o antiperonistas. Es un porcentaje que, más allá de que se cometan groserías, siguen bancándolo. Eso me lleva a mi a pensar que existe una diferencia de clases porque no es lo mismo que la gente tenga acceso a la salud o no la tenga. Hoy existe un sector social que ve la realidad de una manera totalmente distinta al como lo hacen las corrientes más populares. De ahí fue cómodo, como pasó en la provincia de La Pampa por iniciativa del gobernador (Carlos Verna), de hacer un frente», amplió el ex gobernador, quien pretende que el PJ nacional replique la misma estrategia en este 2019.

-¿Qué paso con la invitación que le hicieron a Sergio Massa?
-La invitación se la han hecho a todos porque no queremos que el PJ sea el que rechace a nadie. Sino simplemente, si no quieren participar sea por decisión propia de ellos y no porque no se le dan cabida. Cada cual tendrá que asumir la responsabilidad, y sobre todo aquellos dirigentes que tienen cierto volumen político, para explicarle a la sociedad porqué no se suman».
Y amplió: «Hay varios dirigentes que están especulando ser presidenciales, que en definitiva es esto lo que está demorando» la definición de un candidato por el peronismo, aunque «creo que vamos a llegar a un buen final», opinó optimista el ex gobernador pampeano, quien reveló que pedirá una audiencia con la ex presidenta para conocer su voluntad si desea o no postularse en estas elecciones.

Relación con Néstor.
Sobre el tramo final de la nota, y con la voz un poco quebrada de emoción, el ex gobernador se refirió a su amistad con el ex presidente Néstor Kirchner «más allá del ámbito de lo político». «Fue una relación que excedió lo laboral, la verdad que lo extraño mucho», se sinceró.
En ese sentido, Marín definió al ex presidente como «un loco lindo» y un «animal de trabajo» que «te llamaba un día a las 3 de la mañana para comentarte que se estaba tratando tal o cual ley. Y vos decías ‘no, no puede ser'».
«La última vez que lo vi, cinco días antes de su muerte, lo noté pálido. Me dijo que estaba bien, que hacía bici fija, pero fumaba mucho, yo había dejado pero él no».