Macri extorsiona con los jubilados como rehenes

POR DECRETO, CAMBIO LAS CONDICIONES DEL ACUERDO PREVISIONAL

El gobierno pampeano salió a denunciar ayer que la administración central a cargo del presidente Mauricio Macri recurre a mecanismos financieros “coercitivos” tras conocerse el decreto que deja afuera a nuestra provincia del acuerdo para el financiamiento previsional.
Mediante un comunicado de prensa emitido anoche, el gobernador Carlos Verna acusó a la Nación de afectar “única y exclusivamente” a La Pampa, justamente 8 días después que el ministro de Hacienda, Ernesto Franco, adelantara que el acuerdo estaba cerca de concretarse.
“Nación vuelve a trabar el acuerdo previsional pampeano”, fue el título del comunicado que dio a conocer el Ejecutivo. “Mediante el Decreto 730/2018, publicado en el Boletín Oficial del 9 de agosto, el Gobierno nacional vuelve a poner trabas a la firma del Convenio para el financiamiento del Sistema Previsional de La Pampa”, resaltaron.

Armonización.
En el mismo texto se recuerda que en el año 2016, “el mismo gobierno había exigido, también bajo el dictado de un decreto (894/2016), la armonización de las normas legales para la determinación del haber previsional. Para los beneficiarios del sistema previsional provincial esto significaba bajarles las jubilaciones, y para los actuales activos, cambiarles el sistema aplicable cuando se jubilen. Esto fue discutido por nuestra provincia y, por los años anteriores a 2017, se iniciaron las actuaciones judiciales correspondientes”.
Y sigue: “No obstante ello, para los períodos siguientes se modificó la norma a instancia de los legisladores pampeanos, pero nuevamente mediante el Decreto 730/18, reglamentario de la Ley 27.260, exigen la firma del Consenso Fiscal, requisito que no establece la normativa de origen para el financiamiento de los sistemas, ya que ni siquiera existía como tal, cuando se sancionó esa ley”.
Este diario había adelantado en su edición del 1 de agosto que La Pampa estaba a punto de lograr un acuerdo previsional con el Estado nacional a través del cual terminaría de definir el modo en que Nación compensará a nuestra provincia por no haber transferido sus cajas jubilatorias en la década del ’90.
Luego de dos años de desencuentros, este año las negociaciones entre el Ministerio de Hacienda pampeano y la cartera nacional y la Anses estaban avanzadas en cerrar un acuerdo como el que ya sellaron Santa Fe, Entre Ríos y Córdoba. Sin embargo, el decreto publicado ayer cambió totalmente el escenario.

Solo a La Pampa.
“Las negociaciones para la determinación de los montos a financiar, y que permitían a nuestra Provincia ponerse en igualdad de condiciones de financiamiento con las provincias que han transferido sus sistemas previsionales, como así del resto de provincias que no lo han hecho, encuentra un nuevo escollo, que ha sido redactado especialmente para excluir a La Pampa, porque San Luis, la otra provincia que no firmó el Consenso, transfirió su sistema en octubre del año 1996. En otras palabras, la redacción del decreto afecta única, y exclusivamente, a La Pampa”, agregó el comunicado oficial.
En el último párrafo se deja en claro la idea de “extorsión” que ejerce el Ejecutivo macrista:
“Nuevamente, el disentir con las políticas nacionales y expresarlo públicamente, hace que el Gobierno Nacional recurra a mecanismos financieros coercitivos para con la provincia de La Pampa”.
El acuerdo que esperaba firmar el gobierno pampeano significaba devolver a nuestra provincia 800 millones de pesos que Nación debía aportar para cubrir las jubilaciones provinciales pero no lo hace, obligando al Instituto de Seguridad Social a cubrir la totalidad de los haberes, poniendo así en riesgo la sustentabilidad del sistema previsional local.