Mañana reabren “Pampa Bar”

CINCO MESES DESPUÉS

Cinco meses después de que Pampa Bar, la clásica confitería céntrica, cerrara, se pensaba que no se volvería a ver esa esquina santarroseña iluminada y con mesas afuera. Sin embargo, Martín Domínguez, un gastronómico de 44 años, en julio decidió comprar el local, y luego de trabajos y remodelaciones, finalmente mañana a partir de las 18.30 abrirá nuevamente sus puertas.
En junio el anterior dueño había dado por finalizado su trabajo en el bar, cansado de los problemas en la distribución del gas del edificio. Aparentemente este problema se originó por la cantidad de calefactores en los departamentos que no estaban declarados, razón por la cual se originaban las fallas. En consecuencia, se cortó el suministro en todo el edificio durante 45 días, hasta que se regularizara esta situación.
En ese momento, precisamente en julio, Martín Domínguez compró la confitería, y mientras llevaba adelante los trabajos de remodelación, se volvió a regular el gas en el edificio. Ahora, no habría ningún tipo de problemas que perjudique el funcionamiento del bar.
Sin embargo, empezó a trabajar cuando el dólar estaba a 29 pesos y lo terminó en el momento que la moneda estadounidense se ubicó en el orden de los 42 pesos. “No me la esperaba, pero una vez que estaba en el baile, tenía que bailar, y ahí es cuando saltan los amigos y los proveedores. Todos me dieron una mano, sino no hubiera podido terminarlo”, manifestó Domínguez en diálogo con LA ARENA.
En tanto, destacó la esquina de la avenida San Martín y Coronel Gil. “Me enteré de esta esquina, y dije que era el momento de estar en la mejor esquina de Santa Rosa, desde chico vengo y siempre me pareció la mejor”, comentó el nuevo dueño, que tendrá a cargo doce empleados: cuatro mozos, cuatro en la barra y cuatro cocineros.
Domínguez decidió mantener la tradición del nombre, pero propondrá un serie de remodelaciones. Por ejemplo, abrirá de lunes a lunes de 6 de la mañana a 2 de la mañana.