Manejaba alcoholizado en la 5 y rozó a otro vehículo

PELIGRO EN LA RUTA

El conductor de un automóvil, en aparente estado de ebriedad, casi provoca un siniestro vial de gravedad en la ruta nacional 5 a la altura del acceso de la localidad de Anguil, aunque solo terminó rozando a otro vehículo. El rodado quedó secuestrado, ya que no poseía el seguro y el propietario, que iba de acompañante, tenía la tarjeta verde vencida.
Fuentes policiales dijeron que el accidente se registró el sábado alrededor de las 16.25 horas. Los protagonistas fueron un Chevrolet Astra, con dos ocupantes de la localidad bonaerense de Trenque Lauquen, y un Chevrolet Cruze, al mando de un hombre de Uriburu. Todos de entre 30 y 36 años de edad.
Ambos vehículos circulaban en dirección este a oeste, hacia Santa Rosa. El Astra, al momento de pasar por el ingreso a la localidad, intentó un sobrepaso y se cerró de golpe tocando al Cruze a la altura del guardabarros delantero izquierdo, que casi provoca el despiste de este último vehículo.
El Astra aceleró intentando darse a la fuga, pero el conductor pampeano hizo señas a los bonaerenses que se estacionaron en la banquina, a 300 metros del sitio donde se produjo el toque de los rodados. El conductor del Cruze se percató que ambos se encontraban en aparente estado de ebriedad. Cuando uno de ellos -el acompañante- “lo amenazó para que no llame a la policía y se arregle todo allí”, el pampeano le aplicó un golpe de puño.

Secuestro.
Al lugar llegó personal de las subcomisarías de Anguil y Uriburu, que constató que el conductor del Astra no era el dueño del vehículo, sino lo era quien iba de acompañante.
Al momento que se le pidieron los documentos del auto y personales, el propietario no poseía el seguro del auto y tenía vencida la tarjeta verde. Además quien ese momento conducía no tenía la tarjeta azul que habilite el manejo del rodado.
Por esta situación la policía dispuso el secuestro del vehículo. También se les labró un acta contravencional por el estado de ebriedad en que se encontraban ambos ocupantes del Astra. Se hallaron botellas de cerveza en la parte trasera del auto. Por su parte, el damnificado no quiso radicar la denuncia por el roce a su auto y solo radicó una exposición.