Inicio La Pampa Marcha atrás en el aumento de luz previsto para mayo

Marcha atrás en el aumento de luz previsto para mayo

APE NOTIFICO A LAS COOPERATIVAS

La Administración Provincial de Energía (APE) notificó el pasado martes a las cooperativas que quedó sin efecto el aumento del 8% en la tarifa eléctrica que el gobierno nacional había anunciado para el mes de mayo. La decisión de dar marcha atrás con los aumentos había sido anunciada por el presidente Mauricio Macri, luego de haber dispuesto un aumento del 50% en tres tramos: un 34% aproximadamente que efectivamente se aplicó en febrero, un 8% para mayo y un 8% para los consumos de agosto.
La información fue confirmada por el presidente de la Federación Pampeana de Cooperativas (Fepamco), Carlos Santarossa, quien afirmó que las cooperativas de la provincia recibieron «una disposición dejando sin efecto la que ya habíamos recibido junto con los aumentos de febrero».
El dirigente cooperativista explicó que a pesar de los anuncios de Nación, «hasta hace pocos días APE oficialmente no había recibido nada». Sin embargo, la notificación finalmente llegó a las cooperativas de la provincia de La Pampa aunque, según indicó Santarossa, «se dejan sin efecto los aumentos para los residenciales nada más, el resto de las categorías van a tener el aumento previsto por Nación».
Dentro de las categorías a las que sí se aplicará el incremento del 8% se encuentran aquellos sectores involucrados con la producción. De esta manera, el titular de la Fepamco advirtió que la medida «le va a aumentar el costo a los pequeños comercios y a las pequeñas y medianas empresas», por lo que eventualmente «alguna implicancia va a tener» en los porcentajes de inflación.

Aumento de la morosidad.
«No solo la gente está muy mal, las cooperativas están muy mal», graficó el dirigente cooperativista en relación a la situación que atraviesan las entidades solidarias.
Consultado sobre los niveles de recaudación, el presidente de la Federación sostuvo que «en general es parecida» a otros periodos y advirtió que «el problema es que aumenta la morosidad» debido a que «hay que darle más plazo para no cortarle el servicio a nuestros asociados». En este escenario, «se va estirando la cadena y con eso la cadena de pagos nuestra», sostuvo Santarossa.
Las consecuencias de ello impactan directamente en las cuentas de las distintas cooperativas de servicios debido a que «cada vez se nos hace más difícil afrontar la factura de APE porque la incidencia de lo que nosotros cobramos por energía cada vez es mayor porcentualmente».
En ese sentido, el presidente de la Fepamco precisó que el costo de la energía «nos insumía el 40%» y que actualmente «estamos destinando un 60% de lo que recaudamos solamente a pagar la factura de APE».