Una ultramaratonista pampeana correrá en los alpes suizos

ATLETA PAMPEANA COMPETIRA EN PRUEBA DE ULTRA MARATON

La atleta santarroseña Marina Montoya competirá la semana próxima en el Ultra Maratón de Mont-Blanc, en Chamonix, Francia. La prueba está considerada como la más exigente de su tipo en el mundo y se lleva a cabo en los Alpes, atravesando Francia, Suiza e Italia. Los competidores deben recorrer una distancia de 170 kilómetros, con un desnivel positivo de 9.400 metros.
Es la prueba de trail running más prestigiosa de Europa. Y por este motivo, todos los años se supera ampliamente el número de preinscriptos, por lo que la organización debe efectuar un sorteo para poder completar el cupo de participantes. Muchos quedan afuera, pero el año próximo volverán a intentarlo.
Montoya, que desde 2005 está radicada en Balcarce, Buenos Aires, atendió ayer a LA CHUECA mientras terminaba de ultimar detalles de lo que será su viaje rumbo al Viejo Continente. Es que el viernes próximo estará dando inicio la prueba que la tendrá como protagonista, por lo tanto hoy mismo se subirá al avión que la llevará hasta Madrid, para luego seguir hasta Ginebra.
La pampeana comenzó la práctica activa del atletismo en 2013. Y cinco años después tendrá la posibilidad de estar presente en una de las competencias más reconocidas en el ambiente de las carreras de aventuras. “Todos quieren estar en el Mont-Blanc”, dijo.
Para poder llegar a competir en el Ultra Maratón de Mont-Blanc, la pampeana tuvo que cumplir una serie de requisitos, además de realizar la preinscripción y esperar que el azar le diera un guiño.
“Para poder participar del sorteo es necesario reunir 15 puntos en distintas competencias nacionales o regionales de largo aliento, que cuentan con el aval de la Asociación Internacional de Trail Running. En mi caso los conseguí en la Patagonia Run de San Martín de los Andes en abril de 2016; en el Amanecer Comechingón de Córdoba en junio de ese mismo año; y en febrero de 2017 completé los 15 puntos en La Misión en San Martín de los Andes (161 kilómetros), que por las características de la prueba es la que más se parece a Mont-Blanc”, manifestó Montoya.
Tras cumplimentar los pasos previos, llegó el momento del sorteo, que se realizó este año, entre todos aquellos preinscriptos. Era la misma vez para Montoya, y el azar estuvo de su lado, porque fue uno de los 2000 favorecidos que estarán en la línea de largada.
“Es una de las competencias más reconocidas de las carreras de aventuras y es donde todos quieren estar presentes. Son 170 kilómetros, donde vas pasando por los Alpes franceses, suizos e italianos. Es muy exigente. Son cuatro o cinco competencias durante una semana, van largando en días distintos, para culminar todos el domingo. En el caso de los 170 kilómetros, la carrera se larga el viernes y tenemos 46 horas para completar el recorrido”, agregó.
La pampeana manifestó que el objetivo de la competencia será “terminarla” sin importar demasiado la posición final. “Es muy exigente el recorrido previo para llegar hasta ahí, por lo tanto largar la prueba ya es como un premio”, reconoció Montoya.