Marino fue a la Justicia por la acusación de abuso sexual en su contra

El representante legal designado por el senador por La Pampa Juan Carlos Marino (UCR), Claudio Calabressi, se constituyó ayer por la mañana ante el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nº 5 -donde recayó la denuncia en cuestión-, y presentó un escrito mediante el cual se puso a derecho y a entera disposición del Tribunal.
El pampeano fue denunciado el pasado lunes 10 por acoso y abuso sexual. La denuncia la hizo Claudia Guebel, trabajadora del Senado, y el hecho tomó relevancia el jueves a la noche. Pasaron los días y la denunciante prestó declaración en varios medios, incluso aseguró en el programa radial Toma y Data (las declaraciones fueron replicadas por medios porteños como Página/12) que “hay una andanada de denuncias que se están intentando frenar” y contó sobre la existencia de casos de chicas de 17 años que buscaron su asesoramiento.
Desde el entorno de la UCR también se manifestaron, sobre todo la Juventud Radical y la corriente universitaria Franja Morada, que respaldaron la denuncia en contra del funcionario. Por su parte, el presidente provisional del Senado, Francisco Pinedo, había adelantado que “Marino va a declinar sus fueros” y “se va a poner a disposición de la Justicia”.
Finalmente ayer Marino habló. No lo hizo él directamente, sino que desde su área de prensa hicieron circular un comunicado en el cual indicó que “me someto a las leyes de la República y al principio de la división de poderes, pues es en el ámbito de la justicia donde se debe dar tratamiento a este tipo de denuncias; y es allí donde presentaré todas las pruebas que sean necesarias tendientes a demostrar mi ajenidad con la denuncia en cuestión”.
En el comunicado se indicó además que, “después de que tomara estado público la denuncia hacia el senador, el ex intendente de Miguel Riglos se trasladó a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a fin de ponerse a disposición de quien lo requiriere en el marco del hecho en cuestión.
Si bien el funcionario, que hoy ocupa también la Vicepresidencia del senado, no ha sido notificado en un proceso judicial en su contra, la entidad de la denuncia lo llevó a presentarse de manera espontánea ante el magistrado interviniente”.

“Manoseada por un cobarde”.
Claudia Guebel, por su parte, estuvo ayer en el programa de “Chiche” Gelblung (que se emite por Crónica TV) y habló sobre la denuncia y los hechos por los cuales acusó al pampeano.
“Tengo que terminar mi vida manoseada por un cobarde”, fue una de las frases que la trabajadora del Congreso esbozó frente a su entrevistador. Durante el diálogo la mujer dijo también que “si me pasa algo hago responsable al senador Marino”.
La denunciante inició la entrevista relatando sobre sus años de empleada en el Congreso, además de haber trabajado muchos años en la Cámara de Diputados antes de comenzar a trabajar para Marino.
En cuanto a los hechos denunciados indicó que “no es orgullo lo que me pasó a mí. Tengo que terminar mi vida manoseada por un cobarde” y, ante la consulta de la cantidad de veces que fue abusada dijo que “fueron dos oportunidades”. Una de ella cuando se acercó al despacho y el legislador “me hacía con el dedo así” -señalando que se acercara- “y yo estaba tapada e igual fue directo al manoseo”.

Contra la UCR.
Finalmente Guebel comentó a Gelblung lo que se dio a conocer entre el día domingo y el lunes: “hay chicas del despacho que se han comunicado conmigo por teléfono o redes sociales que dicen que le ha pasado lo mismo”. “Siento decepción por el Tribunal de Disciplina de la UCR. Estoy esperando la respuesta del partido”, concluyó.