Inicio La Pampa Marzo negro para los 0km.: -54,6%

Marzo negro para los 0km.: -54,6%

SE VENDIERON MENOS UNIDADES QUE EN FEBRERO. NO PASABA DESDE 2002

La venta de autos 0 kilómetro tuvo la estrepitosa caída del 56,5% en marzo en La Pampa, cerrando el primer trimestre con una contracción del 52,4%, según informó la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara), que aseguró que el panorama es «preocupante». El patentamiento de motocicletas tampoco arrojó números alentadores, ya que la baja fue del 46,1%.
En rojo. Esos fueron los números que registró el último relevamiento mensual que realiza la Acara y que mide el patentamiento de automóviles 0 kilómetro en la Argentina. El dato refleja la crisis y recesión económica que atraviesa al país y que, según advierte la Cámara que aglutina a las concesionarias del país, no hay un panorama de mejoría, por lo menos en el corto plazo.
La Pampa fue uno de los distritos más castigados, con una media nacional que trepó al 54,5%. Según el informe, durante marzo de este año se vendieron tan sólo 459 vehículos, 597 menos unidades que en el mismo mes de 2019 (1.056). La caída representó un 56,5% en las ventas.
Con respecto a febrero, la merma fue del 4,6%, mientras en lo que va del año -primer trimestre- tan sólo se comercializaron 1.543 unidades contra las 3.239 del mismo periodo en 2018. En este caso, el derrumbe fue del 52,4%. Desde 2002, con la profunda crisis tras la caída de Fernando de la Rúa, que no sucedía que en marzo se vendieron menos autos que en febrero.
La brusca caída en las ventas obligó a las fábricas automotrices en el país a tener que suspender personal y postergar inversiones para intentar superar la crisis. Según precisó la Acara, «la ausencia de financiación razonable y el acoso impositivo completan un panorama alarmante».

A nivel país.
El número de vehículos patentados durante marzo fue en Argentina de 38.864, lo cual significó un descenso de 3,1% en relación con febrero, cuando se habían registrado 40.115 unidades. «Hace más de 17 años que no se muestra un mes de marzo inferior a febrero», evaluó la entidad, y precisó que en la comparación interanual la caída se elevó a 54,5%, ya que en marzo de 2018 se patentaron 85.388 unidades.
Las provincias que tuvieron las peores caídas fueron Santiago del Estero (-62%), San Luis (-61,2%) y Tierra del Fuego (-61,1%). En el lado opuesto del ranking encontramos a distritos como Neuquén (-36,4%), San Juan (-43,9%) y Capital Federal (-48%).
En el país, el acumulado de ventas del primer trimestre fue de 139.086 vehículos, lo que mostró un descenso de 49,5% frente a las 275.555 unidades del mismo periodo de 2018. «Son meses con números extremadamente preocupantes: para encontrar un primer trimestre como este, donde los patentamientos no superan las 140.000 unidades, debemos remitirnos al 2006, año que finalizó con 450.000 patentamientos», afirmó Dante Alvarez, presidente de Acara.
Según el empresario, «el problema se agudiza si tenemos en cuenta que nuestra red de concesionarios ha venido creciendo con fuertes inversiones, porque proyectaba tener un mercado cercano al millón de unidades, lo que ya está generando problemas de sustentabilidad graves».

Venta de motos.
El mercado de motocicletas 0 kilómetro tampoco se quedó atrás: los números reflejaron que el nivel de ventas cayó rotundamente. En la provincia de La Pampa, la baja -entre marzo del 2018 y 2019- fue de 46,1%, es decir que se vendieron 263 unidades menos. Según el informe, el año pasado las motos patentadas fueron 525 contra las 262 de este año. En el país, la baja fue 54,7%.
La variación mensual (marzo-febrero) también arrojó números negativos, ya que las ventas disminuyeron en un 8%. Si se toma en cuenta lo que va del año, en nuestra provincia la comercialización de motos se derrumbó un 46,9%, respecto a igual periodo de 2019.
El presidente de la Cámara de Fabricantes de Motovehículos (Cafam), Lino Stefanuto, sostuvo que «si bien parecía que la demanda levantaba un poco en las primeras semanas de marzo, luego se produjo un freno como consecuencia de la coyuntura económica en general y, en particular, debido a las tasas de financiación vigentes que dificultan la recuperación de las ventas».