Más de 1.150 estudiantes van a los comedores universitarios de Pico y Santa Rosa

Actualmente asisten al comedor universitario de la UNLPam 1150 estudiantes. En Santa Rosa unos 450 y en General Pico unos 700. Este dato se informó en la reunión de la Comisión Especial de Seguimiento de Comedores. El objetivo del encuentro fue dar a conocer todos los trabajos que se realizaron en los salones desde junio de 2018 y los proyectos a implementar para optimizar el servicio a las y los estudiantes.

La secretaria de Bienestar Universitario, Georgina San Miguel, indicó que actualmente “son muchas las mejoras que se hicieron en este período y las que se tienen que hacer en los comedores de la UNLPam”.

Entre los proyectos a impulsar desde Bienestar Universitario se propuso un Reglamento de comedores, un nuevo salón en Santa Rosa, lanzar una aplicación digital para la adquisición de tickets, incorporación de menú para celiacos.

La UNLPam cuenta con dos Comedores Universitarios en Santa Rosa y General Pico, el servicio de viandas en el Campo Universitario y de vianda a estudiantes del Colegio Universitario. También, se brinda el servicio a quienes cursan Educación a Distancia los días sábado en General Pico. Es un menú diario supervisado por una nutricionista, que se publica los primeros días de cada mes. Actualmente se ofrecen 200 becas para estudiantes al 100% y 100 con media beca.

El comedor de General Pico tiene una capacidad de 700 estudiantes diarios. Ante las condiciones edilicias actuales, sobre todo en el área de la cocina para el trabajo de los no docentes, y la demanda de compra tickets se decidió hacer un llamado a Licitación para alquiler de un nuevo salón.

En Santa Rosa el comedor tiene una capacidad de 500 personas y el servicio de viandas en el Campo Universitario se amplió para poder cubrir el doble de viandas llegando en septiembre a 120 comensales en el llamado salón Universitario, donde también se brinda servicios de actividades deportivas saludables.

La secretaria San Miguel explicó a la Comisión que “en los últimos meses se han realizado importantes trabajos de refacción y equipamiento que demandaron una importante inversión. En el Comedor de General Pico hubo trabajo de mantenimiento de hornos, cañerías de gas, de energía eléctrica y agua, limpieza de tanques, compra de equipos y elementos de seguridad”.

Mientras que “en el Comedor de Santa Rosa se cambiaron casi todas las mesas, se compraron tres calefactores y termotanque se cambió toda la cañería de gas, se realizó mantenimiento de hornos, pintura y limpieza de tanques y se arreglaron puertas internas y reja”. (Fotografía: Universidad Nacional de La Pampa)