Inicio La Pampa "Me alarma la tranquilidad en la gente", dijo Nemesio

«Me alarma la tranquilidad en la gente», dijo Nemesio

DESDE EL CEC ADVIERTEN POR "LA PELIGROSIDAD DEL CANSANCIO"

A partir de la última gran devaluación de la moneda nacional, algunos periodistas y dirigentes políticos empezaron a dudar con respecto a un adelantamiento de las elecciones, aunque esta posibilidad no sería factible ya que lo niega la Constitución, y haría falta una nueva ley.
Asimismo, dirigentes gremiales comenzaron a advertir, ante la ratificación del ajuste como rumbo económico, sobre el aumento de la conflictividad social. Hugo Moyano expresó, por ejemplo, que no le ve salida, porque «la gente va a reaccionar».
En este sentido, el secretario general del Centro de Empleados de Comercio de La Pampa, Carlos Nemesio, dijo que «alarma la tranquilidad que hay en la gente», porque persiste una paciencia que «si se llega a agotar puede ser muy peligrosa».
Sin embargo, el dirigente sindical dejó en claro que «debería tener una salida, porque, primero, no me gustan las experiencias de cortar mandato, y segundo se deben respetar los errores», ya que «termina afectando a todos», de tal forma que el gobierno «tiene que llegar a los cuatro años de mandato», reflexionó, en diálogo con LA ARENA.
En tanto, remarcó que hay una «pasividad como diciendo ‘y bueno tenemos que esperar’, y esto me alarma porque hay una paciencia que si se llega a agotar, puede resultar muy peligrosa», advirtió.
«A nadie nos gusta estar mal, todos nos sentimos orgullosos de poder darle de comer a los hijos, educarlos, vestirlos y si es posible darles una recreación, pero esto no está ocurriendo y es muy complicado. Y esta pasividad que es ‘y bueno, vamos a ver’, y bueno, ¿hasta dónde vamos a ver»?, se preguntó.
Siguiendo esta línea de razonamiento, contó que «los que hemos trascurrido alguna calle, tenemos experiencia en esto: el problema es que cuando la gente se cansa, después es muy difícil volver a su cauce. Ese es el peligro, porque es la defensa natural que tiene el individuo», expresó el líder gremial.

Trabajo rebajado.
El Ministerio de Trabajo fue rebajado a Secretaría, al ser absorbido por el Ministerio de Producción. Desde el primer gobierno peronista que no tiene este rango, y solo había sido disuelto en 1955 y 1966, bajo gobiernos de facto.
«Es altamente negativo, es reducir la estructura a un mínimo exponente de la cual los trabajadores teníamos una representación en el orden jurídico como laboral. No sé cómo será esta estructura, pero le resta una importancia política tremenda», lamentó Nemesio.
«Los trabajadores se verían muy perjudicados en cuanto a que se le resta la calidad e importancia que debería tener una representabilidad del ministro y del Ministerio de Trabajo», detalló.

«Cuadras enteras cerradas».
El dirigente de los trabajadores de comercio dijo que al «ver la calle nos alerta que negocios y bocas están cerrando. Y es el pequeño que cierra su trabajo, según lo que estamos observando. En Santa Rosa fundamentalmente, donde hay cuadras enteras cerradas, pero en el interior también».
Asimismo, manifestó que «el problema es que hay mucho temor, de todos los sectores. Ya nadie quiere decir cuántos despidos tiene ni cuántos toma. Esto se traduce en una situación muy difícil, y de la cual no hay que caer en errores ni ser tremendistas».