Inicio La Pampa "Me imagino festejando el 19 de mayo"

«Me imagino festejando el 19 de mayo»

«Me imagino festejando la noche del 19 de mayo. Celebrando ser la próxima intendenta de General Pico», sostuvo Fernanda Alonso, candidata del Partido Justicialista. La ministra de Desarrollo Social, que competirá por la jefatura de la municipalidad de su ciudad, se mostró optimista y convencida que se impondrá en la elección, y aunque admitió errores cuando el peronismo perdió en Pico con Martín Maquieyra, sostuvo que se aprendió que no debe haber subestimación.
En diálogo con LA ARENA contó que desde sus 17 años, cuando ingresó como pasante a la municipalidad, está vinculada con Carlos Verna.

-¿Cómo y dónde se inició políticamente?
-Empecé a militar cuando era adolescente, con mi participación en el área de Juventud del municipio y el director era Fernando Sánchez. Ahí se constituyó un grupo de trabajo que participaba de actividades comunitarias y sociales y en la JP peronista. Fui presidenta de ese espacio; más tarde fui secretaria privada del secretario de Gobierno, Rubén Mendoza; luego me propusieron hacerme cargo de un área que coordinaba todos los programas de niñez. Cuando Mendoza se va del municipio quedé como secretaria de Desarrollo Social, en plena crisis del 2001.

-Fue la primera mujer presidiendo el bloque del PJ en el Concejo de Pico.
-Sí, fue así; y de ahí en 2011 voy en la lista de diputados de la Provincia con Carlos Verna a la cabeza, aunque después declinó ser candidato. Finalmente cuando Carlos volvió a la gobernación me designó ministra de Desarrollo Social.

-¿Cómo ve la realidad política del país y de la Provincia?
-Veo un gobierno nacional que gobierna para ricos, que no piensa en los que menos tienen. Es la contra cara al modelo que nuestra Provincia ha sostenido durante estos 35 años de democracia: con el eje puesto en la gente, con el sostenimiento de políticas públicas que dan resultados. Todo lo contrario a un gobierno centralista que decide y comete errores constantemente e intenta después retrotraerse. Advierto políticas económicas de Nación que afectan directamente a un sector muy importante de la población, que no la pasa bien, que está en condición de pobreza y no es tenido en cuenta en absoluto. Muy diferente de lo que hemos podido sostener en nuestra provincia, y lo puedo decir con conocimiento de causa.

-¿Cómo ve la realidad política en General Pico?
-Pico es una ciudad que ha sido afectada constantemente por distintas situaciones, que dejó de ser un pueblo industrial para ser un pueblo de servicio, y para lo que tuvo que readecuarse.
Primero fue un pueblo de servicio al agro, hoy es un pueblo de referencia de la zona norte. Ha tenido la capacidad de ir adaptándose a lo que le va marcando las decisiones nacionales, marcando que deje de ser esa ciudad que tenía industrias que convocaban a 600/800 obreros, trabajadores que habían incorporado vida de 25 años de trabajo, y se encontraron de pronto con no tener más esa relación de dependencia y tener que replantearse su vida a una instancia que consideraban que ya tenían todo proyectado.

-Una ciudad que debió adaptarse.
-Así es, es una ciudad que ha sufrido muchísimo esto vaivenes ya que no es una ciudad administrativa como Santa Rosa. Por el contrario ha buscando en sí misma, en su sociedad, esa necesidad de ir adaptándose. Por eso se la adjetiva, como pujante. Pero Pico como todas las ciudades sufrió mucho los vaivenes de la economía nacional.

-¿Cómo avizora lo que viene?
-Es preocupante. Pero espero desde una postura con mucha esperanza, que es lo que nos da la fuerza todos los días para seguir luchando y mejorando en cada lugar donde estamos, pero avizoro con mucha preocupación. La situación va a requerir estar muy cerca de la gente. Si espero que participemos activamente, y que decidamos por la mejor opción de la administración de nuestro país y que realmente esto cambie.

-¿Cómo juzga los gobiernos de Macri, Verna y Rainone?
-El de Macri piensa en un segmento de la sociedad, que es el que mejores recursos tiene. Nuestra provincia ha sido excluida de las políticas nacionales, con claro favoritismo hacia las que mayor cantidad de electores tienen como es el caso de Mendoza. El de Carlos Verna fue en estos años un gobierno de defensa de los derechos de los pampeanos, no sólo de la defensa de nuestros ríos y de apropiarse la sociedad pampeana de la temática asumiendo esas banderas, sino en todos los aspectos: el económico, en la soberanía política… Nuestro gobernador es consultado por sus pares, y tuvo esa fuerza y esa valentía que se necesita para defender y posicionarse y ser un ejemplo a nivel nacional. Por eso La Pampa tiene un estado de bienestar garantizado. (Juan José) Rainone considero que administró de manera prolija e intentó trabajar en la proyección de General Pico. Hay muchas cosas para seguir trabajando, tanto en el ámbito provincial y local y eso es lo que vamos a estar ajustando.

-¿Por que perdieron en las legislativas en Pico con Maquieyra?
-Por varias razones, porque no asumimos la elección legislativa como lo hacemos habitualmente cuando se eligen los destinos de una ciudad, provincia o país. Y ese dejar fluir, cierta subestimación hacia esa elección, nos dio una lección. Y fue saber que hay otros métodos también, que no son a los que estaba habituado el peronismo: el uso de redes y tecnologías y la llegada a la gente no sólo con el contacto directo. Otros métodos que el peronismo también tiene que incorporar.

-¿El riesgo de otra derrota subsiste hoy?
-Entiendo que no, porque la gente sufre la llegada de las tarifas, la baja del poder adquisitivo, el no poder comprar el alimento, un electrodoméstico, o aquello que mejora la calidad de vida. Antes cualquier persona podía pensar en programar sus vacaciones y ya no es posible. Todo eso nos da la posibilidad de hacer una comparación de lo que significaría seguir con este modelo de gobierno que nos propone Nación.

-¿Cómo es la realidad social de la provincia y de General Pico?
-Nuestra provincia tiene un tercio de la población por debajo de la línea de pobreza. Esto significa que tenemos un registro de potenciales aspirantes a programas sociales y beneficiarios de más de 100 mil personas. Hay un aumento progresivo y sistemático de la demanda, y aparecen familias que anteriormente no han solicitado el acompañamiento del Estado y hoy lo hacen. Afecta muchísimo estos dos dígitos de desempleo, se nota la baja de la presencia de la construcción como una salida a la incorporación de mano de obra hoy desocupada al no tener obras nacionales. Sólo las provinciales no pueden abarcar toda la población que se emplea.

-Estamos complicados.
-Es una realidad social compleja no sólo por estos datos que son cuantitativos, pero puedo agregar que desde lo cualitativo las situaciones sociales que nos tocan abordar hoy tienen probáticas complejas y obligan al estado a dar respuestas distintas, estas respuestas pensadas desde lo interministerial, interdisciplinario. General Pico no escapa a esta realidad, tiene la misma realidad que la provincia.

-Se abren cada vez más desayunadores y comedores.
-Hubo un momento donde esa fue la respuesta que encontraba la sociedad dentro de las necesidades que se palpan todos los días. Hoy eso está sostenido en algunos lugares, donde se han podido organizar para garantizar sistemáticamente el funcionamiento de desayunadores y comedores, y quedaron los que lo asumieron como responsabilidad social, y de esto de hacer algo por el otro. Esos se sostienen, porque hubo un momento donde era constante la aparición de desayunadores y comedores, esto hace dos meses atrás.

-¿Soñó ser intendenta de su ciudad?
-No lo soñé, y no es una aspiración personal. Ser hoy candidata tiene que ver con haber pertenecido a un equipo de trabajo que considera que puedo llevar adelante la función. También se consultó a la sociedad piquense a través de distintos métodos y entrevistas y se advierte que hay un consenso.

-¿Que le reconoce a Sergio Ziliotto para que pueda ser gobernador?
-Sergio es una persona que lleva 35 años de trayectoria en distintos espacios que también le ha confiado el gobernador Verna, y fue un ministro de Bienestar Social que instaló políticas públicas vinculadas a lo social que han sido sostenidas en el tiempo; que fueron ejemplo con una visión donde el eje está puesto en el ser humano y en el potencial de desarrollo de la persona. Dignificó la política social dejando de lado viejas prácticas, como se hace con la entrega de módulos alimentarios por una tarjeta donde la gente decide qué comprar, dónde comprar… Ha sido realmente una persona con una visión que comparto plenamente; y además se formó a la par de nuestro conductor en una experiencia única como fue acompañarlo en el Senado, con esa mirada del espectro nacional que realmente abre la cabeza. Está a la altura de las circunstancias para ser gobernador.

-¿Como se ve la noche del 19 de mayo?
-Festejando, me veo rodeada de todo un equipo de trabajo que se empezó a constituir con la presentación de una lista y todo aquel equipo en el que me sostuve durante los ventipico años de trayectoria política. Me veo siendo parte de un día inolvidable no sólo para Pico sino para la provincia. Sí, me veo en ese contexto de festejo y también de agotamiento físico porque le vamos a poner el cuerpo y toda la artillería que sea necesaria.

«De toda la vida».
Sus padres son afiliados «de toda la vida» y también la propia Fernanda y su hermana Alejandra lo son desde muy jóvenes. «Mi mamá (Norma Graciela Batisttoni) era y es la militante de la familia, y mi papá Miguel Ángel siempre acompañó», dice Fernanda Alonso.
Y cuenta: «Empecé a trabajar en el municipio luego de haber hecho una pasantía laboral que me exigía el secundario, en un ámbito empresarial, ya que esa era la orientación del colegio y tenía que ver con la administración. Yo elijo el municipio y mi mamá consigue que eso sea posible, cumpliendo las 80 horas cátedras empiezo a trabajar a mis 18 años, en el período 1993-1995. Arranqué a militar cuando era adolescente, con mi participación en el área de Juventud del municipio y el director era Fernando Sánchez. Ahí se constituyó un grupo de trabajo que participaba de actividades comunitarias y sociales y en la JP peronista. Fui presidenta de ese espacio, y en la comuna trabajaba donde se armaban los planes intensivos de trabajo (PIT) para que la gente pueda contra prestar. Después fui secretaria privada del secretario de Gobierno, Rubén Mendoza», resume.
Señala que su madre «participaba en la comisión vecinal del barrio El Molino, siempre estuvo vinculada a la organización de eventos, y eso me llevo a estar siempre cerca de la militancia, de ella aprendí a ir a llevar el voto a la casa, levantar datos en el cuadernito, de tenerlo siempre para la próxima elección».
Fernanda Alonso se presentó a sí misma y a quienes comparten la lista para la Municipalidad de General Pico. «El equipo está formado por personas comprometidas, de diversos sectores, representativa y con ganas de trabajar mucho por la ciudad».
Y puntualizó: «Candidata a intendenta, Fernanda Estefanía Alonso: 43 años, mamá de Sur y Pampa, compañera de Pablo. Militante del PJ, licenciada en Trabajo Social, actual ministra de Desarrollo Social, ex diputada, ex concejal, ex secretaria de Desarrollo Social. A viceintendente Daniel Alberto López: 43 años, papá de Lola y Benja, militante del PJ, ex concejal, actual secretario de Desarrollo Humano y Social…».
Y así, diciendo quién es, como es la familia y qué trayectoria tuvo cada uno, enumeró a todos los candidatos que la acompañan en la lista como candidatos a concejales titulares, suplentes y juez de paz también con titulares y suplentes, en una nómina de personas con las que pretende trabajar en la comuna de General Pico desde el 11 de diciembre de 2019.