“Me trataron como a un malhechor”

LA FEDERAL ALLANO LA VIVIENDA DE OSCAR "CHANGO" GUTIERREZ

“Nunca esperé que me sucediera lo que sucedió hoy”, confesó ayer el realizador televisivo Oscar “Chango” Gutiérrez unas pocas horas después del allanamiento en su domicilio. “Me sentí avasallado, me parece que la situación no amerita una intervención así”, dijo el productor, que negó de cuajo que el gobernador Carlos Verna le haya dado la orden de no entregar las grabaciones.
Oscar Gutiérrez habló ayer por la tarde con LA ARENA, algo más tranquilo luego de los nervios que pasó al mediodía cuando la Policía Federal delegación pampeana allanó su vivienda en momentos en que se encontraba trabajando en una localidad del interior de la provincia.
“Me llamó mi señora desesperada que había tres patrulleros y un despliegue policial como si fuéramos malhechores”, relató el productor, quien pudo hablar vía telefónica con el responsable del operativo, a quien le pidió que lo esperara tan solo media hora, que él volvía a Santa Rosa y le entregaba el material que estaban buscando.
“Cuando estaba llegando a Santa Rosa me entró un mensaje de mi señora de que estaban revisando todo, hasta el galpón. Me puse como loco”, confesó. Esa sensación eclosionó cuando llegó a su casa “y le dije de todo al que estaba a cargo”, reconoció.
“Para mí esto es totalmente improcedente, tanto como ciudadano de bien como en mi condición de trabajador de medios”, sostuvo Gutiérrez. “Primero deberían haberme citado, o pedido el material, y yo se lo entregaba, no hubiera tenido ningún problema, pero a una autoridad competente”, remarcó.

Exigencia.
Con esto remitió a que una semana antes se apersonó en su casa el ex ministro de Seguridad de la provincia, Juan Carlos Tierno, quien le exigió que le entregara las grabaciones de los incidentes ocurridos en el Meridiano V en los primeros meses de 2016, cuando hubo una represión contra pobladores bonaerenses que no permitían la libre circulación de las aguas del río Quinto.
Gutiérrez no accedió a este pedido por entender que “no corresponde que yo le entregue por una vía tan informal a una persona que es una de las partes en el juicio, y sin procedimiento alguno, un material tan delicado”. Por ello confió en que si ese material fílmico era relevante, el Juzgado Federal de Junín se lo pediría por un mecanismo formal.
Nada de eso ocurrió. “No hubo ni un llamado, ni una citación. Directamente me encontré con que me estaban allanando la casa”, explicó.
“Me sentí avasallado. Me parece que no amerita una actuación así de esta manera. Hay otras formas de proceder. Me sentí muy mal, me hicieron sentir un malhechor”, relató, acongojado, el hombre de medios.

“Gran mentira”.
“Que se hayan llevado la CPU no me preocupa, lo que me preocupa es todo el material que tenía allí dentro, que hay tres discos de 3 terabytes de memoria, en los que tengo todo mi material de trabajo”, se quejó. “Vaya a saber cuándo lo recupero”, acotó.
La intromisión de la Policía Federal pampeana fue tan insolente “que hasta se metieron en nuestra habitación”, relató. “Hasta el galpón se pusieron a revolver”, precisó.
Consultado si, como se publicó en algunos medios de comunicación de la ciudad, había negado el material al ex ministro Tierno con el argumento de que el gobernador Carlos Verna le había aconsejado no hacerlo, Gutiérrez lo desmintió enfáticamente: “Eso es una mentira, una gran mentira”.
“De hecho -acotó-, yo no he hablado con el gobernador sobre este tema, pese a que tengo formas para hacerlo, porque entendí que no correspondía, que era algo que no lo involucra. Eso es una gran mentira”, insistió.

Buscan grabaciones del incidente
La Policía Federal pampeana allanó ayer al mediodía el domicilio particular del productor televisivo Oscar “Chango” Gutiérrez en busca de las grabaciones originales del incidente ocurrido hace más de dos años en el camino del Meridiano V, entre La Pampa y Buenos Aires. Lo hizo por orden del Juzgado Federal de Junín y luego que el ex ministro Juan Carlos Tierno pidiera la incautación de ese material.
El procedimiento de ayer al mediodía ocurrió luego que el jueves el ex ministro Tierno brindara una declaración indagatoria en el Juzgado Federal de Junín como presunto responsable de ordenar a la Policía reprimir a los manifestantes que ocupaban el camino del Meridiano V y que impedían el avance de máquinas pesadas pampeanas.
En esa declaración, Tierno se desligó de la acusación de haber dado la orden de reprimir y para probar su inocencia pidió al juzgado que se proveyera de las grabaciones fílmicas que había realizado Gutiérrez ese día.
Fue en ese contexto que ayer al mediodía, tres patrulleros de la Policía Federal y numerosos efectivos llegaron hasta la casa de Gutiérrez en la calle Gardel e ingresaron a la vivienda en busca de esos registros. La esposa de Gutiérrez, que se encontraba allí, les facilitó el ingreso, ya que su marido se encontraba en una localidad del norte de la provincia.
En febrero de 2016, y contratado por el gobierno pampeano, Gutiérrez acompañó a la delegación pampeana hasta el punto donde pobladores bonaerenses habían cortado el camino para evitar que máquinas de Vialidad Provincial pampeana pudieran concretar la orden, acordada con autoridades bonaerenses, de abrir una brecha en el camino para permitir que el agua que se había acumulado del lado pampeano, escurriera por pendiente natural hacia la provincia de Buenos Aires.
La negativa de los productores y autoridades bonaerenses a liberar el camino tensionó el clima en el lugar y desembocó en unos incidentes que dejaron a algunas personas bonaerenses con heridas de consideración. Se dispararon balas de goma y hubo forcejeos y golpes. Los pobladores bonaerenses señalaron al ministro Tierno como quien dio la orden, e incluso dicen que tomó una “tonfa” y la arremetió contra algunos de ellos.
En cartas y declaraciones públicas, Tierno ha negado estos hechos y ha señalado al gobernador Carlos Verna y al jefe de la Policía, Roberto Ayala, como responsables principales de la situación registrada en la zona.
El juez bonaerense Pedro Pou desligó a Ayala de la investigación pero encontró elementos para avanzar con el pedido de indagatoria a Tierno. Resta esperar si el análisis de las imágenes incautadas ayer permite dilucidar con claridad qué rol tuvo cada uno en aquellos hechos.