Mejor relación para la reposición

DE REMATE EN REMATE

Aún con una leve caída del precio del consumo pero con afirmación de los correspondientes a la exportación, la reposición de invernada se mostró en la semana más equitativa. Continúan ofrecimientos de importancia por la “falta de campo”.
HERMES RICARDO TORRA
El transcurrir del invierno agrava el panorama de las actividades ganaderas en el territorio pampeano en vista de la “falta de campo” que no solo visualizan las zonas de cría sino también aquellas de recría o engorde. Así continúan ofrecimientos de haciendas de invernada que para la época satisfacen con comodidad las necesidades de la demanda que ha ido aprovechando tales circunstancias para hacer más equitativa la reposición.
Tal cual sucedió en el período anterior, los representantes del engorde a corral se manifestaron más dispuestos a la adquisición de los conjuntos de novillitos y novillos que ya aparecen en menores cantidades y consecuentemente generan mayor competitividad entre los adquirentes.
En el resto de las clasificaciones de machos y hembras jóvenes y con una demanda integrada mayormente por productores tradicionales, los mismos trataron de establecer relaciones más lógicas entre el precio del gordo y la reposición. Mientras tanto la comercialización de vacas se mostró sostenida y si bien no son muchos los compradores, el buen resultado que está teniendo la venta de las mismas en los distintos mercados, alienta la mayor competencia.
La continuidad de la operatoria seguirá marcando una salida acentuada de vacas usadas, preñadas y vacías, que ya no resisten en los respectivos establecimientos y que el productor, por el alto precio del sostenimiento en cualquier modalidad, decide su salida a venta. Ya no serán tanto los novillos y novillitos pero sí terneros y terneras de pariciones atrasadas los que completarán la oferta semanal de haciendas.
En todo el período y en nuestra provincia la oferta es ya de 8.000 cabezas con claros indicios de un posible aumento con el transcurrir de los días.

En Liniers.

Después de mucho tiempo hubo una semana completa de negocios en el mercado de Liniers. La normalidad para todo el período significó un ofrecimiento más significativo llegándose a embretar 28.365 cabezas, 5.074 más que una semana atrás. También fue más importante el envío de haciendas pampeanas contabilizándose 2.089 vacunos versus los 1.763 anteriores.
El índice semanal sugerido para los arrendamientos rurales fue de 38,669 pesos versus los 39,701 pesos de la última semana de junio. Por su parte el promedio del novillo liviano de 431 a 460 kilos fue de 39,89 pesos (anterior $ 41,415) y el del novillito pesado de 391 a 430 kilos de 41,126 pesos contra los 42,206 pesos anteriores.
En junio, el índice de arrendamiento fue de 38,673 pesos, el promedio del novillo liviano de 39,19 pesos y el del novillito pesado de 40,848 pesos.

Exportación.

Los precios del novillo de exportación se manifestaron con leves subas respecto a una semana atrás. En nuestra provincia y por novillos hasta 150 kilos la media res se pagaron 69 pesos; hasta 160 kilos de 68 pesos y hasta 170 kilos, 67 pesos, todos con 30 días de plazo.
Sobre frigoríficos de Buenos Aires los ofrecimientos se situaron mayormente entre 70 y 71 pesos con máximo de 72 pesos. Los pagos fueron de 10 a 30 días. Por las vacas buenas se pagaba en La Pampa 55 pesos y sobre Buenos Aires, con certificado para exportación, 57,00 pesos, en ambos casos con 30 días para el plazo.