Meridiano: “No hay dudas de que fue hecho a propósito”

UN TAPON OBSTRUIA EL CURSO NATURAL DEL RIO QUINTO HACIA BUENOS AIRES

Como en el 2017, el canal por donde circula el agua del río V en dirección a Buenos Aires se encontró obstruido por un tapón que impedía el recorrido normal del agua. El pelo del agua elevado en la laguna cercana a la localidad norteña de Bernardo Larroudé, fue lo que alertó a los vecinos de dicho pueblo, quienes avisaron a las autoridades correspondientes y tras una inspección por la zona lograron hallar la obstrucción.
Por la gran cantidad de agua que rebalsó al canal, el sector quedó anegado y completamente empantanado, lo que impidió el ingreso de las máquinas de la firma contratada por el Gobierno provincial, por lo tanto las tareas para quitar el tapón debieron realizarse con palas y carretillas.
Cuando las autoridades provinciales supieron sobre el suceso enviaron a un grupo de técnicos para que realicen una inspección en la zona: “bajaba un caudal importante desde Córdoba al norte de Larroudé. Los vecinos notaron un aumento en el pelo del agua y nos alertaron. Fuimos hacia dicha localidad y efectuamos un recorrido hasta que nos encontramos con un tapón que impedía la circulación del agua”, dijo Eduardo Mangas, ingeniero de la Administración Provincial del Agua (APA) ante una consulta de LA ARENA.
Si bien reconoció que la obstrucción no impedía completamente el paso del agua, trajo complicaciones en el sector, ya que produjo un anegamiento completo del lugar donde debían trabajar y tuvieron que efectuar todos los trabajos a mano. “Avisamos a una empresa de General Pico y el sábado a la mañana iniciaron los trabajos. Dos horas después de que se hizo el trabajo comenzamos a notar cómo disminuía el nivel de la laguna en Larroudé”, continuó Mangas.

“Esto es a propósito”.
No hay dudas -al menos para el ingeniero- que la obstrucción, primero, no llegó ahí sola. Y segundo, “no sé cuándo lo habrán hecho, pero esto lo hicieron a propósito y tiene que ser gente de Buenos Aires, porque ellos creen que el agua que entra a La Pampa desde otra provincia se la tiene que quedar La Pampa y no que continúe su circuito natural”, disparó e infundó sus desconfianza argumentando que “a la gente de Córdoba le sirve para evacuar el agua del sur de su provincia, y no va a ser un pampeano porque en ese lugar quedan mil metros de ‘Pampa'”.
“No sé si será algún productor en forma particular o algún organismo estatal de Buenos Aires, porque ellos tienen la preocupación de que el agua llega al río Quinto y de ahí pasa por el Meridiano hacia Buenos Aires y tapan. Esto es una vieja historia, en el año 2017 tuvimos que destapar 17 tubos de alcantarillas”, agregó la fuente consultada.
Hace exactamente dos años atrás la Policía pampeana reprimió vecinos que impedían abrir canales del Meridiano. Las máquinas ingresaron escoltadas por el Grupo Especial y en aquella ocasión vecinos de Villa Sauze y Sansinena, que intentaron detenerlas, fueron dispersadas con balas de gomas. En aquella oportunidad el gobernador había ordenado abrir una brecha en la ruta nacional 188 para permitir el normal escurrimiento del agua que llega desde Córdoba por el cauce del río Quinto, y también las alcantarillas sobre el camino del Meridiano V que impedían su paso hacia Buenos Aires.

Intimación.
Al no tener “culpables” identificados es imposible intimar o denunciar a alguien en particular. Sin embargo Mangas reveló que “el Gobierno de La Pampa procederá seguramente a través de la Secretaría de Recursos Hídricos (a cargo de Javier Schlegel) que ya sabe del tema y que hasta han conversado con el gobernador (Carlos Verna), quien apenas se enteró se mostró muy preocupado, después se alegró porque estaba la situación controlada, pero nos dijo que ‘meditemos’ y el lunes vemos qué hacemos”. Mangas confió también que “Vanini (José, fiscal de Estado de la Provincia) también está en conocimiento y es otro que puede interceder, porque tanto él como Schlegel son responsables por La Pampa en el Comité de Cuenca del río V”, concluyó.