Militante denunció ante la FIA

El dirigente estatal Federico Ignaszewszki radicó una denuncia ante la Fiscalía de Investigaciones Administrativas para que intervenga en el hecho en el cual estuvo involucrado el pasado 8 de agosto, cuando efectivos policiales de la Seccional Segunda lo llevaron detenido al momento que se encontraba pintando a favor de la Intervención Voluntaria del Embarazo, en una pared cercana al hospital Lucio Molas. La denuncia del militante es contra el jefe del operativo, de quien no tiene identidad y que al momento de intervenir lo hizo en un vehículo que no era de la Policía de La Pampa, “una Toyota Hilux color gris”.
Ignaszewszki indicó ayer a este diario que su presentación fue ante un secretario de la FIA y que “constó de tres partes”. En principio, denunció “la arbitrariedad de la detención que, cuando mucho, si hay un delito es una contravención”.
“Y llevarme detenido por una contravención es una bestialidad”, manifestó.
El dirigente de ATE informó también que denunció “los malos tratos en relación a los insultos, esposarme, hacerme sacar los pantalones, los cordones, todo para meterme en un calabozo” y por último en relación “a la persecución ideológica”.
“Yo hago la denuncia contra el jefe del operativo, que no se quien es, nunca me quiso dar el nombre. Ellos tendrán que averiguar quién es”, sostuvo y agregó que “él se baja de una camioneta que no tenía identificación, primero me agarró un patrullero común, di mis datos, pensé que era algo rutinario… pero cuando él vino -el jefe- empezó a insultarme, a tratarme mal. Me dijo que era un ‘zurdo de mierda’ (sic). Así que es una denuncia por una persecución ideológica”, señaló finalmente.